Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

OSTENT — Resultado resumido

Project ID: 330327
Financiado con arreglo a: FP7-PEOPLE
País: Alemania
Dominio: Salud, Investigación fundamental

Cuidados paliativos para el cáncer de esófago

El cáncer de esófago es responsable de alrededor del 5 % de muertes por cáncer. Con la ayuda de stents biodegradables, un grupo de investigadores europeos prevé mejorar la calidad de vida de los pacientes.
Cuidados paliativos para el cáncer de esófago
Con frecuencia, el cáncer de esófago se diagnostica en una fase avanzada, lo cual dificulta un posible tratamiento. Los tratamientos se centran en los cuidados paliativos para mejorar la calidad de vida de los pacientes. Puesto que los pacientes con la enfermedad en estado avanzado sufren de algún tipo de disfagia, lo cual aumenta el riesgo de problemas de ingestión o respiración, se utilizan stents para restablecer la función del esófago.

Los stents existentes de metal o plástico pueden causar el desarrollo de tejido hiperplásico del tumor hacia el stent y peristalsis. Solo existe un stent biodegradable, que se degrada en el plazo de doce semanas en función del nivel de pH del esófago. Para optimizar las propiedades fisioquímicas y mecánicas de los stents, el proyecto OSTENT (Novel materials and processing strategy for oesophageal stents), financiado por la Unión Europea, propuso desarrollar materiales nuevos. Uno de los objetivos fue incorporar fármacos en los stents, un enfoque que se utiliza ampliamente en los stents cardiovasculares.

En este contexto, los investigadores utilizaron la tecnología del electrohilado para sintetizar estructuras de mallas a base de polímeros biodegradables con propiedades de memoria de forma. Desarrollaron una técnica nueva para producir nanopartículas cerámicas de hidroxiapatita y carbonato de calcio, y optimizaron su estructura y sus características como portadoras de fármacos.

Con rellenos de distintos materiales, se reforzaron distintas matrices poliméricas, cuyas propiedades de degradación se estudiaron, posteriormente, in vitro. Los investigadores probaron distintas condiciones con pH ácido y básico a fin de reproducir las condiciones de la parte inferior del esófago. Se analizaron las propiedades mecánicas de los materiales degradados, así como sus superficies, utilizando espectroscopia de infrarrojo mediante transformada de Fourier y microscopia electrónica de barrido. Los composites resultantes no presentaron citotoxicidad durante su interacción con células madre epiteliales in vitro.

En conjunto, las actividades del proyecto OSTENT dieron lugar a la obtención de un nuevo stent de composite biodegradable que se podría utilizar en aplicaciones en el esófago y el estómago. Aunque este dispositivo médico dista de ser una solución terapéutica, ofrece una alternativa sólida para cuidados paliativos. Además, se espera que los desarrollos tecnológicos realizados durante el proyecto permitan avanzar en la fabricación de stents para aplicaciones cardiovasculares, vasculares e incluso neurológicas.

Información relacionada

Palabras clave

Cáncer de esófago, stent biodegradable, OSTENT, electrohilado, nanopartículas cerámicas
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba