Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Anticuerpos terapéuticos para tratar los «corazones en apuros»

Unos investigadores de la Unión Europea han descubierto un posible fármaco que bloquea la inflamación vascular y reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV). En una segunda iniciativa financiada con fondos comunitarios se investiga en profundidad este medicamento a fin de obtener su autorización para la práctica clínica.
Anticuerpos terapéuticos para tratar los «corazones en apuros»
Los estudios precedentes mostraron que la presencia de bajas concentraciones de anticuerpos frente a la fosforilcolina (anti-PC) indica un mayor riesgo de ECV así como posibles complicaciones. Por ello, el equipo del proyecto europeo CVDIMMUNE estudió el fármaco candidato PC-mAb, un anticuerpo monoclonal humano innovador que bloquea la inflamación vascular.

El proyecto CARDIMMUN, financiado con fondos comunitarios, se inició con objeto de continuar con el estudio iniciado en CVDIMMUNE e introducir el fármaco PC-mAb en un ensayo clínico y obtener la autorización de comercialización.

El objetivo final es la comercialización de PC-mAb y, para ello, es necesario demostrar su actividad en los pacientes y proporcionar la documentación necesaria para iniciar un ensayo clínico de fase IIa (estudio preliminar de eficacia). Para alcanzar estos objetivos, se llevaron a cabo varias acciones como por ejemplo la elaboración de modelos de enfermedad preclínicos destinados a demostrar la eficacia de PC-mAb, lo que permitirá el paso a su administración para la prevención secundaria de las ECV.

Se realizaron estudios de toxicidad que demostraron, junto con los estudios farmacocinéticos, que PC-mAb presentaba un perfil de seguridad adecuado. A continuación, se llevaron a cabo ensayos clínicos de fase I con la administración de una dosis mensual del fármaco en voluntarios sanos y enfermos.

La arteriopatía oclusiva es una enfermedad crónica que confiere un riesgo elevado de sufrir afecciones graves como el infarto de miocardio o el ictus. Si tiene lugar en un miembro, su movilidad se reduce considerablemente y, por lo tanto, la calidad de vida del paciente. Además, aparece un dolor intenso incluso en reposo así como un alto riesgo de amputación del miembro afectado.

Los resultados de este estudio en pacientes con arteriopatía periférica grave (PAD) sometidos a revascularización fueron positivos y mostraron una seguridad y tolerabilidad adecuadas además de confirmar la idoneidad de las propiedades del anticuerpo así como de su dosis mensual. En este estudio se sentaron las bases para la generación de datos que demuestren la actividad de este fármaco en un grupo de pacientes específicos.

El proyecto CARDIMMUN ha logrado aumentar considerablemente el atractivo y el valor del PC-mAb, lo que se traduce en el inicio de otro estudio preliminar de la eficacia.

Información relacionada

Palabras clave

Enfermedad cardiovascular, PC-mAb, anticuerpo monoclonal, CARDIMMUN, arteriopatía periférica
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba