Skip to main content

"Host-intestinal bacteria mutualism: ""Learning on the fly"""

Article Category

Article available in the folowing languages:

La capacidad de los microbios para luchar contra la desnutrición

Los resultados revolucionarios de una iniciativa financiada con fondos europeos podrían en un futuro desembocar en tratamientos con probióticos para abordar la desnutrición y aportar pruebas científicas para los reclamos de los probióticos.

Salud

El trabajo analítico realizado en el proyecto MUTFLYGUTBACT se centró en un microorganismo que favorece el crecimiento y la digestión en mamíferos y moscas. Estos descubrimientos presentan un enorme interés para la industria probiótica, ya que comercializa bacterias y cepas de levadura diseñadas para promover la salud en humanos y animales. Además, contribuirán a solucionar la cuestión de la desnutrición en el mundo, un problema que afecta a unos ciento cincuenta millones de niños. Las ventajas de los microorganismos El punto de inicio de este proyecto fue el estudio de los efectos de los microorganismos sobre la fisiología de los animales. ¿Intervienen los microorganismos en la fisiología de los animales? Si es el caso, ¿de qué manera? En estudios anteriores se identificó un nexo entre los microorganismos intestinales y la eficiencia digestiva. Sin embargo aún no se ha logrado relacionar este impacto con la fisiología animal. El equipo de MUTFLYGUTBACT abordó esta cuestión y se centró en un microorganismo específico del intestino de la mosca del vinagre. «El objetivo fue describir el impacto de Lactobacillus plantarum en las moscas y, a continuación, definir los mecanismos empleados», explica el coordinador del proyecto François Leulier del Centro Nacional de Investigación Científica (Centre National de la Recherche Scientifique, CNRS) en Francia. «Este microorganismos es muy eficaz en la promoción del crecimiento durante el desarrollo posnatal y de la digestión, ya que permite una mayor absorción de nutrientes de los alimentos». Se analizaron las interacciones entre Lactobacillus plantarum y las enzimas digestivas mediante una reducción de la cantidad de proteínas administradas a las moscas. Se observó que la administración adecuada de la bacteria amortiguaba el efecto nocivo de la desnutrición en el desarrollo de la mosca y su crecimiento posnatal. «El siguiente paso consistió en trasladar estos resultados a un modelo de mamífero», explica Leulier. «Se emplearon ratones estériles para verificar que la administración de microorganismos presentaba el mismo efecto amortiguador positivo frente a la desnutrición. En la actualidad, se está trabajando con modelos animales normales (es decir, no estériles) que se tratan diariamente con una cepa de Lactobacillus plantarum. El progreso es lento pero, sin duda, se llegará a los ensayos clínicos con humanos». Llegar a los ensayos clínicos Esta investigación sobre los efectos de Lactobacillus plantarum podría resultar de gran utilidad para la industria y las organizaciones implicadas en la promoción de la salud mundial. «Confiamos en que este microorganismo tenga un potencial clínico real», declara Leulier. «En caso de identificar pruebas clínicas de la capacidad de esta cepa para amortiguar los efectos de la desnutrición en lactantes se trataría de un descubrimiento revolucionario». En la actualidad se está elaborando un programa para solicitar nuevas becas y el trabajo se centra en los aspectos traslacionales de estos hallazgos. A pesar de que el estudio se encuentra aún en una fase preclínica, ya se han solicitado patentes para algunos de los descubrimientos. Uno de los sectores clave que se beneficiará sin duda de esta investigación es la industria de los probióticos, ya que podría utilizar estos datos para apoyar los reclamos de salud de forma más sólida. Cabe destacar que numerosas empresas disponen de bacteriotecas en congeladores y podrían beneficiarse en gran medida si se demostrara de forma concluyente una ventaja real para la salud. «El cambio rotundo fue estudiar una cepa específica como Lactobacillus plantarum a fin de definir con mayor claridad las ventajas clínicas», señala Leulier. «Pensamos que los resultados obtenidos aportarán pruebas para los reclamos de las empresas. En mi opinión, uno de los puntos más satisfactorios de este proyecto ha sido iniciarlo con una cuestión fundamental y, a continuación, utilizar un modelo de mosca sencillo para identificar las cepas bacterianas capaces de mejorar la salud humana».

Palabras clave

MUTFLYGUTBACT, microbios, microorganismos, probiótico, bacteriano, Lactobacillus plantarum, CNRS

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación