Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Centros comerciales: modelos para soluciones de energía retroadaptadas

Los centros comerciales también son espacios para el ocio y el entretenimiento, por eso tienen que ser estéticamente atractivos, funcionales y cómodos, sin renunciar a las necesidades de sostenibilidad de la construcción. Investigadores, profesionales y fabricantes de la UE han previsto el potencial de convertir estos centros en modelos de sistemas y arquitecturas con bajo consumo energético.
Centros comerciales: modelos para soluciones de energía retroadaptadas
«Al tratarse del tipo de edificio con mayor índice de renovación y a causa de su constante modernización, los centros comerciales ofrecen las mejores oportunidades para realizar una actualización energética retroactiva profunda», explica el Sr. Roberto Lollini, coordinador del proyecto COMMONENERGY. La iniciativa ha desarrollado varios conjuntos de soluciones, con resultados alentadores para las personas y el medio ambiente, así como con relación a los costes de explotación y una gestión eficaz.

Para empezar, los socios del proyecto llevaron a cabo un análisis de valores de los centros comerciales de la UE y, a continuación, identificaron las principales ineficiencias en términos de energía, comodidad, operaciones y logística. Después, definieron los modelos funcionales típicos de los centros comerciales o, tal como apunta el Sr. Lollini, «la influencia de las partes interesadas (propietarios/gerentes, arrendatarios, clientes) en los datos sobre energía y su interacción con el contexto social».

Soluciones y apoyo para una retroadaptación profunda

COMMONENERGY realizó análisis para determinar qué motores de retroadaptación eran los más prometedores desde una perspectiva de costes y beneficios. A lo largo de todo el proceso, el equipo del proyecto también tuvo en consideración los objetivos de sostenibilidad relacionados con un impacto global. Tal como señala el Sr. Lollini: «No solo para la gestión de las instalaciones o los costes de explotación, sino también para la experiencia del cliente, que es fundamental para los comerciantes».

Gracias al trabajo con sistemas nuevos y antiguos, su análisis y las pruebas realizadas, el proyecto introdujo tecnologías innovadoras para mejorar la comodidad interna, capturar las fuentes naturales y reducir la demanda energética de estos edificios. Un avance concreto es un sistema modular multifuncional de fachadas que se adaptan al clima, para el que se está evaluando un prototipo avanzado en instalaciones de pruebas exteriores.

Un segundo avance es la cubierta verde integrada en el edificio, que requirió un análisis de sensibilidad del rendimiento del «muro verde» a fin de evaluar el impacto de la vegetación sobre la transmisión de calor a través de la fachada. Por último, COMMONENERGY desarrolló materiales de recubrimiento inteligentes y multifuncionales, entre los que seleccionó cuatro fórmulas eficaces para integrarlas en la pintura base.

Comodidad y ligereza, tanto a la vista como en el bolsillo

A fin de optimizar la iluminación natural en las zonas comunes del centro comercial se desarrollaron dos conceptos: una estructura de techo modular y un tubo de luz cilíndrico con material extremadamente reflectante que conecta el exterior con el interior. Para mejorar la acústica interior, el proyecto unió una innovadora capa, con una superficie similar a una pared, a un panel termoaislante, lo que facilitó tanto la difracción como la absorción de las ondas acústicas.

Se desarrollaron soluciones innovadoras relativas a la arquitectura general, las estrategias de control y el uso de refrigerantes naturales para generar y distribuir energía en centros comerciales. «A fin de mejorar los sistemas de iluminación artificiales, desarrollamos conceptos específicos adecuados para centros comerciales, desde requisitos concretos identificados para mejorar el ambiente del interior hasta estrategias de control exclusivas, adaptando todo ello a las necesidades de los gerentes y los arrendatarios», señala el Sr. Lollini.

Los centros comerciales piloto observaron mejoras y ahorros energéticos al usar una solución o una combinación de soluciones COMMONENERGY. Por ejemplo, el Mercado del Val (Valladolid, España) obtuvo un ahorro de alrededor del 75 % en electricidad; y COOP Canaletto (Módena, Italia) redujo el consumo total de energía primaria un 46 %. «[Aquí] se analizó el rendimiento integral comparando el edificio antes y después de la retroadaptación mediante la aplicación del enfoque de COMMONENERGY», comenta el Sr. Lollini. Otro ejemplo es el centro comercial CitySyd (Trondheim, Noruega), donde se evaluaron los rendimientos de las áreas de demostración seleccionadas comparando cada solución de COMMONENERGY con los sistemas convencionales instalados antes de la actualización retroactiva.

Los centros comerciales están a la vanguardia de la retroadaptación para ahorrar energía

COMMONENERGY elaboró un informe sobre los escenarios y desarrolló una herramienta web interactiva que incluye cifras relativas a la demanda energética y al índice de adaptación de las actividades de renovación en los centros comerciales de la UE y Noruega. «La unidad para direccionar redes de datos es una herramienta en línea a través de la cual se puede acceder de manera rápida, sencilla y personalizada a indicadores comparativos, tanto nacionales como internacionales, de los edificios comerciales», concluye el Sr. Lollini.

Los avances del proyecto garantizan que los centros comerciales puedan combinar una arquitectura excelente que atraiga a los clientes con una elevada calidad del aire interior, y todo utilizando fuentes renovables en la medida de lo posible.

Palabras clave

COMMONENERGY, centros comerciales, retroadaptación profunda, ahorro energético, integración de sistemas eficaces
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba