Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El análisis de la enzima de la malaria podría conducir a nuevas terapias

Unas herramientas químicas capaces de ayudar a los investigadores a identificar y analizar el comportamiento enzimático en los parásitos de la malaria podrían acelerar el descubrimiento de posibles dianas farmacológicas nuevas, según señalan investigadores de un proyecto financiado con fondos europeos.
El análisis de la enzima de la malaria podría conducir a nuevas terapias
El proyecto MALARIA TARGETS ID ha aplicado herramientas químicas a parásitos de la malaria para ayudar a los científicos a identificar posibles nuevas dianas farmacológicas. Estas herramientas han contribuido a identificar posibles dianas de moléculas pequeñas con actividad antiparasitaria, además de obtener por primera vez el perfil de comportamiento de ciertas familias de enzimas a lo largo del ciclo de vida del parásito.

Estos resultados ayudarán a los científicos a comprender el papel de estas enzimas en el desarrollo de los parásitos, lo cual puede conducir a nuevos programas de desarrollo de fármacos contra la malaria.

«Estamos aproximándonos al punto en que podremos validar algunas de estas enzimas como dianas antipalúdicas potenciales y abordaremos con la industria farmacéutica el potencial para desarrollar moléculas inhibidoras tipo fármaco», comenta el coordinador del proyecto MALARIA TARGETS ID, el doctor Edgar Deu del Francis Crick Institute en el Reino Unido. «El siguiente paso será avanzar en la biología para comprender exactamente qué hacen estas enzimas».

Lucha contra la resistencia

La malaria es una de las enfermedades infecciosas más devastadoras, puesto que provoca la muerte de cerca de medio millón de personas cada año. Una resistencia generalizada del parásito de la malaria a la mayoría de fármacos de primera línea y la rápida aparición de una resistencia a las nuevas terapias han provocado que la validación de nuevas dianas farmacológicas sea extremadamente urgente.

«La farmacorresistencia es el principal desafío al que se enfrentan los investigadores y la industria farmacéutica», comenta el doctor Deu. «Siempre nos esforzamos por desarrollar y comercializar nuevos fármacos antes de que el parásito se vuelva resistente a los tratamientos actuales y tal resistencia solo tarda unos años en propagarse a zonas endémicas de todo el mundo».

Para abordar este desafío, la politerapia se ha convertido en el protocolo estándar para tratar la malaria, dado que es más complicado que el parásito se vuelva resistente a varios fármacos. «El problema ahora es que no se han desarrollo demasiados fármacos nuevos para poder combinarlos en una politerapia antipalúdica nueva», explica el doctor Deu. «Las terapias actuales suelen combinar un fármaco nuevo con uno antiguo, lo cual no es lo ideal porque algunos parásitos ya podrían ser resistentes al fármaco antiguo. La cartera de productos farmacéuticos en fase de desarrollo es mucho mayor ahora que hace veinte años, pero todavía quedan muchos desafíos que superar».

Enzimas en acción

La industria farmacéutica ha estudiado millones de compuestos para detectar actividad antiparasitaria, de los cuales solo un puñado pasarán en algún momento la selección para un posible desarrollo. El proyecto MALARIA TARGETS ID se propuso aprovechar este trabajo combinando sondas químicas con una colección de cuatrocientos compuestos antipalúdicos prometedores. Las sondas químicas empleadas en el proyecto son pequeñas moléculas que se adhieren a enzimas específicas y que se pueden aplicar a cualquier tipo de célula.

«Estas sondas se adhieren a todos los miembros de una familia de enzimas y les aplican una etiqueta fluorescente, ayudando así a los investigadores a visualizar la actividad de docenas de enzimas simultáneamente», explica el doctor Deu. «Así, los investigadores pueden analizar si se inhibe alguna de estas enzimas mediante la aplicación de un determinado compuesto, en lugar de realizar un cribado individual para cada enzima por separado».

El proyecto también empleó sondas químicas para poner a prueba y comprender mejor el propio genoma del parásito de la malaria. «Alrededor del 50 % de los genes del parásito de la malaria no han recibido una función aparente porque sus secuencias difieren demasiado de las correspondientes a genes conocidos de otros organismos», afirma el doctor Deu. «No obstante, es muy probable que algunos de estos genes sean excelentes dianas antipalúdicas. Nuestro enfoque basado en la biología química nos ha permitido observar la función enzimática de algunos de estos genes, lo cual es un primer paso hacia la comprensión de su papel en el desarrollo del parásito».

El proyecto MALARIA TARGETS ID, cuya finalización está prevista para agosto de 2018, proporcionará un recurso útil a los científicos interesados en identificar enzimas que sean dianas viables para nuevos tratamientos. Se han elaborado pocas publicaciones académicas sobre esta cuestión y el doctor Deu opina que el informe final del proyecto será el análisis más exhaustivo de estas familias de enzimas publicado hasta la fecha.

Información relacionada

Palabras clave

MALARIA TARGETS ID, malaria, mosquito, enfermedad, enzimas, resistencia, fármacos, parásito, inmune, químicas
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba