Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

AQB-CARE — Resultado resumido

Project ID: 781685
País: Italia
Dominio: Salud, Sociedad

Facilidades para el aseo personal de los pacientes postrados en cama

Se ha creado un sistema portátil de ducha en miniatura pensado para su uso en cama que representa una solución rompedora para quienes tienen movilidad reducida, ya que resuelve las dificultades que plantea su higiene personal y favorece su autonomía.
Facilidades para el aseo personal de los pacientes postrados en cama
En Europa, tres millones de personas no pueden vivir de manera independiente por su edad avanzada, enfermedades, accidentes o discapacidad permanente. La higiene personal plantea dificultades para los pacientes postrados en cama y también genera una presión muy elevada, en términos de tiempo y de carga de trabajo, para quienes les atienden. «Nuestro nuevo sistema AQB ofrece ventajas notables a los pacientes de todo el mundo y a sus cuidadores, puesto que mitiga los efectos del envejecimiento y la discapacidad y también la incidencia de infecciones, al tiempo que mejora la calidad de vida de los pacientes que tienen poca movilidad o están postrados en cama», aseguró Matteo Monticelli, coordinador del proyecto.

Aquabuddy SRL ya comercializa dos productos similares: un modelo profesional de la ducha portátil pensado para hospitales (AQB-Pro) y otro modelo más pequeño (AQB-Home) pensado para cuidados formales en residencias o bien para cuidadores que presten servicios en el domicilio del paciente. Ha vendido unidades a numerosas residencias y también a clientes particulares en Austria, Alemania, Italia, Polonia, Australia y China.

Una nueva generación de duchas domésticas

La empresa ha mejorado sus productos, sobre todo en cuanto a dimensiones y peso, dos factores que influyen en el coste de producción y en la facilidad de uso. «Para competir y triunfar en el sector de los cuidados domésticos permanentes, hay que reducir lo más posible el precio, las dimensiones y el peso de los instrumentos médicos, sin que ello afecte a las prestaciones», aclaró Monticelli.

Los investigadores analizaron las actividades que realizan los usuarios con miras a crear un nuevo sistema móvil, denominado AQB-Care. El nuevo sistema es portátil, ligero, asequible y ecológico y está pensado sobre todo para el colectivo cada vez más numeroso de los cuidadores con capacidad de movilidad.

El nuevo AQB-Care todavía está en proceso de creación. Ya se han realizado pruebas en condiciones reales que han demostrado su eficacia en la práctica, pero aún no han empezado los ensayos clínicos correspondientes. Según señaló Monticelli: «Queremos que participe el Ospedale Bellaria (perteneciente a la Universidad de Bolonia) y otra residencia de Italia, mientras que en Alemania estamos pendientes de la confirmación de una entidad clínica de la zona de Colonia. El ensayo puede durar hasta doce meses en cada clínica y nos proponemos que participen al menos un centenar de pacientes y otro centenar de individuos de control».

Con vistas a la plena industrialización de AQB-Care, se han analizado a fondo las especificaciones técnicas del producto, ya en estado avanzado, y se ha descrito el proceso de ampliación de la escala. Se pretende industrializar totalmente la fabricación del nuevo producto de AQB y para eso se ha analizado la viabilidad técnica y económica del proyecto. Ya se dispone de un plan de viabilidad técnica, un plan comercial, un análisis de la independencia de manejo y un plan financiero para el quinquenio posterior a la finalización del proyecto.

Ensayos y aspectos destacados del diseño y la financiación

Cabría suponer que el diseño y la fabricación son tareas simples, puesto que ya otros productos AQB que se han vendido y están en uso. Sin embargo, el proceso es complejo, largo y caro, y es muy difícil dar con empresas experimentadas que proporcionen resultados homogéneos. En el proyecto se ha optado por alquilar una impresora 3D para prediseñar y probar las piezas producidas antes de proceder a su montaje. Así se asegurarán de que el producto final se ajuste a lo esperado.

Cabe recordar también que la normativa sobre dispositivos médicos difiere en los distintos países de Europa. Cada Estado miembro tiene sus propias políticas, mientras que las ayudas económicas correspondientes han de ser aprobadas por organismos de sanidad públicos o privados y, en algunos casos, por ambos. «La aprobación de la ayuda económica por parte del organismo de sanidad requiere de negociaciones largas, incluso si cuentas con experiencia previa, por ejemplo, con AQB-HOME en Alemania».

La Fase 2, a la vista

Desde AQB-CARE se ha solicitado financiación para avanzar a la Fase 2 en el marco de Horizonte 2020 y la comercialización está prevista a partir de 2021. Monticelli expresó sus esperanzas para el futuro de AQB-CARE: «Tenemos nuestras esperanzas depositadas en obtener financiación al amparo del Instrumento para las pymes. Vamos a comercializar AQB-Care de un modo u otro, pero el proceso será más fluido, sencillo y eficaz si contamos con la ayuda adicional que supone la financiación de la UE para la Fase 2 del proyecto».

Información relacionada

Palabras clave

AQB-CARE, doméstico, paciente, cama, ducha
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba