Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

ERC

CONQUEST — Resultado resumido

Project ID: 680882
Financiado con arreglo a: H2020-EU.1.1.
País: Alemania
Dominio: Salud

Imagenología para seleccionar pacientes de cáncer a los que administrar nanomedicina

La nanomedicina es muy prometedora de cara al diseño de tratamientos contra el cáncer, pero carece de un medio para predecir la respuesta del paciente a una terapia dirigida contra el tumor. El proyecto CONQUEST ideó técnicas de imagenología capaces de distinguir los pacientes que podrían beneficiarse de dicha terapia de los que es probable que no.
Imagenología para seleccionar pacientes de cáncer a los que administrar nanomedicina
Un obstáculos importantes que se encuentra la industria nanofarmacéutica en su empeño por erradicar el cáncer cosiste en que algunos pacientes tratados con nanomedicina muestran una tasa de supervivencia mayor y mejor calidad de vida, mientras que para otros muchos esto no es así.

Esto puede retrasar la administración de un tratamiento apropiado para dichos pacientes. Para evitarlo sería ideal contar con la capacidad de separar a los que es probable que respondan de los que no antes de elegirlos para que se sometan a estudios o sigan el tratamiento.

El proyecto financiado con fondos europeos CONQUEST (Companion Nanodiagnostics for Quantifying EPR and Stratifying Patients to Targeted Nanotherapies) aborda esta laguna clínica mediante el desarrollo de imagenología nanomédica basada en etiquetas radiotrazadoras con las que preseleccionar a los pacientes para su inclusión en ensayos clínicos. Además, el equipo propuso varias tecnologías terapéuticas basadas en un estudio de mercado llevado a cabo entre líderes de opinión a fin de concretar qué trazadores, métodos de imagenología, protocolos clínicos y modelos de reembolso utilizar.

Perfiles de EPR para cada tumor

Los nanofármacos dependen del efecto de lo que se conoce como el incremento de la permeabilidad y retención (EPR, por sus siglas en inglés) para funcionar, un proceso en el que las moléculas se acumulan preferentemente en los tumores en lugar de en los tejidos sanos. No obstante, el efecto EPR varía de un paciente a otro y puede manifestarse de formas distintas incluso en lesiones del mismo paciente.

A diferencia de todos los fármacos contra el cáncer de nueva generación que poseen protocolos para estratificar a las personas que podrían responder bien de las que no, la tecnología nanomédica contra los tumores no posee dicha protección.

CONQUEST logró obtener imágenes por medios no invasivos de los nanoportadores trazadores marcados que se acumulan en los tumores debido al efecto EPR. Los pacientes que muestran un EPR bajo y, por tanto, que es probable que no respondan al tratamiento, podrían excluirse del mismo y recibir intervenciones más tradicionales o experimentales. De igual manera, el tratamiento de los pacientes con un alto nivel de EPR tendrá un impacto elevado.

«La preselección de los pacientes en ensayos nanomédicos garantiza que las formulaciones más prometedoras pasen más rápido de la fase uno a las fases dos y tres, y solo los pacientes que es más probable que respondan se tratarán con el sistema de administración a estudio», explica el profesor Twan Lammers, investigador principal del proyecto.

El equipo se valió de métodos nanoterapéuticos y nanoteranósticos. En los primeros, se suministra previamente el fármaco y después se pasa a la fase con el nanoportador para obtener imágenes. En el método nanoteranóstico, tanto el fármaco como el agente de obtención de imágenes están presentes en la misma formulación, lo que ofrece información valiosa «in situ» sobre la acumulación en la diana del nanofármaco sometido a estudio.

«Existen diversas opciones sometidas a estudio en nuestro proyecto y en otros; no solo en cuanto a crear y ampliar la aplicación terapéutica de nanoproductos, sino también a definir los biomarcadores óptimos y las medidas a utilizar para preseleccionar a los pacientes», resume el profesor Lammers. «Estos incluyen datos como el porcentaje de dosis inyectada, la distribución de la dosis en el tumor y las cinéticas de la acumulación de la sonda».

Una herramienta terapéutica fundamental de cara al futuro

Para que las industrias farmacéutica y del diagnóstico aprovechen todo el potencial comercial de la tecnología, el equipo de CONQUEST trabaja en la adaptación de la técnica para su integración en la imagenología PET-RMN. No obstante, a pesar de ser la técnica más prometedora, también es la más complicada, cara y con menor disponibilidad, por lo que también están considerando las ventajas e inconvenientes de PET-CT o SPECT-TC.

«Es muy probable que en el futuro se empleen técnicas teranósticas para lograr un aprovechamiento más eficaz de la nanomedicina en el entorno clínico con fines inmunoterapéuticos», concluye el profesor Lammers para añadir lo siguiente: «Exploramos varias vías en este sentido. La nanomedicina está aún dando sus primeros pasos, pero el debate al respecto y los logros alcanzados despejan cualquier duda sobre su utilidad como herramienta terapéutica fundamental para los pacientes de cáncer».

Información relacionada

Palabras clave

CONQUEST, nanomedicina, terapia contra el cáncer, tumor, fármacos, imagenología, ensayos clínicos, nanoportadores, nanodiagnóstico, nanoteranóstico, biomarcadores
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba