Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

VegaAlga — Resultado resumido

Project ID: 673023
Financiado con arreglo a: H2020-EU.2.3.1.
H2020-EU.3.2.
País: Hungría
Dominio: Industria, Agricultura y silvicultura

Los fertilizantes a base de algas convierten el cultivo de hortalizas en ecológico

Existe una creciente demanda de hortalizas «verdes», pero los agricultores son reacios al cambio a estas prácticas que generan ingresos. Un grupo de investigadores ha facilitado a los agricultores la obtención de la etiqueta ecológica para sus productos mediante una tecnología sostenible y fácil de adoptar.
Los fertilizantes a base de algas convierten el cultivo de hortalizas en ecológico
La legislación y las necesidades de los consumidores han ampliado el mercado de los productos alimenticios con etiqueta ecológica. Sin embargo, no se dispone fácilmente de herramientas tecnológicas asequibles para producir hortalizas de forma sostenible. Para agravar el problema, los proveedores europeos de hortalizas no tienen ni el conocimiento ni la voluntad de cambiar sus métodos de cultivo.

El objetivo de la iniciativa financiada con fondos europeos VegaAlga (Sustainable agricultural eco-system: business and technological solution for eco-conscious vegetable cultivation using on-site produced algae fertilizer) es crear un ecosistema agrícola sostenible mediante el uso de fertilizantes a base de microalgas. Para crear el nuevo ecosistema, el equipo de VegaAlga trabajó con Vegetable Trading Centre, líder del mercado regional en la producción de hortalizas, y con Multisense, una empresa de nueva creación que utiliza una gran cantidad de tecnología.

El responsable del proyecto, el señor Zoltán Basa, explica que el proceso de innovación se dividió en dos partes importantes. La primera consistió en mejorar y ultimar un sistema de producción de algas para poderlas cultivar con seguridad. Por otro lado, la segunda parte radicó en mostrar con éxito que el tratamiento de algas en el suelo funciona. «En la primera parte, seleccionamos el sistema de producción de estanques abiertos y, sin duda, fue el factor más importante», explica el profesor Basa.

El equipo probó dos estanques de diferentes tamaños, 12 m³ y 25 m³, e instaló todos los estanques en un invernadero para controlar mejor los parámetros físicos. Desarrollaron y utilizaron una rueda de paletas especial para lograr un ciclo de producción continuo y evitar la sedimentación.

A continuación, los investigadores desarrollaron el sistema VegaAlga, en el que las algas crecían en estanques de corriente con condiciones óptimas para aumentar al máximo la tasa de crecimiento. El equipo creó su propio sistema de control, que utilizaron para llevar un seguimiento del estado de cada estanque, llamado «Pond Master», así como para el seguimiento de algunos parámetros, como el pH, la conductividad eléctrica, el oxígeno disuelto y el potencial de reducción-oxidación.

Sin embargo, el proyecto no estuvo exento de desafíos, como explica el profesor Basa. «El equipo se enfrentó a problemas relativos al tamaño y el material de los estanques, que tenían que corregir para evitar infecciones que obstaculizaran la producción». En un primer momento, les resultó difícil encontrar socios con los que trabajar; el señor Basa descubrió que las pymes rara vez trabajan con socios innovadores fuera de su zona de confort.

VegaAlga desarrolló un fertilizante a base de microalgas que fue recibido positivamente por los agricultores que probaron el producto. Los agricultores respondieron a un cuestionario en el que la mayoría (quince de diecisiete agricultores) afirmó que los fertilizantes de algas eran más eficaces que los productos inorgánicos del mercado.

El nuevo producto ha generado un gran interés: consumidores y profesionales de la industria bombardearon al socio comercial con preguntas.

Se creó un plan de desarrollo de clientes para comercializar su innovación de producción de microalgas de forma sostenible, rentable y respetuosa con el medio ambiente. El equipo también desarrolló un sistema más pequeño de producción de fertilizantes de microalgas para permitir a los agricultores producir fertilizantes en sus propias tierras de una manera rentable y ecológica. Esto permitiría a los agricultores etiquetar sus productos como «ecológicos» y sostenibles, lo que conlleva un importante aumento de los ingresos.

De cara al futuro, el señor Basa dice que el equipo de VegaAlga buscará distribuidores del producto, dado que ya han comenzado a formar un equipo de ventas. El proyecto ya tiene pedidos, no solo en el ámbito de la agricultura, y tienen previsto centrarse en otras posibles oportunidades de negocio.

El sistema de estanques abiertos VegaAlga fue seleccionado por Budapest Savage Works Ltd. para recibir apoyo a la innovación de la empresa a partir de 2018. «Al principio, queremos conseguir experiencia del apoyo y mantenimiento de los estanques “in situ” instalados en Hungría, Austria y Rumanía», declara el señor Basa. «Después, también nos expandiremos a otros mercados».

Palabras clave

VegaAlga, sostenible, a base de microalgas, fertilizante, agricultura, innovación, Pond Master
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba