Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

PING — Resultado resumido

Project ID: 644331
Financiado con arreglo a: H2020-EU.2.1.1.1.
País: Bélgica
Dominio: Economía digital

La nueva era del papel digital

¿Qué sucedería si hubiese una manera de codificar datos en papel de forma que no fuesen visibles? Un circuito de antena impreso desarrollado por la Unión Europea, con un chip flexible de capa fina lo ha hecho posible.
La nueva era del papel digital
Poco a poco, todo se va digitalizando, incluso los naipes o los envases de productos. Desde hace un tiempo, se puede imprimir circuitos de antena de radio en cartón, lo cual permite escanear y seguir un artículo individual.

Usando tecnologías convencionales, se imprimiría un circuito de comunicación de campo próximo (NFC, por sus siglas en inglés) de óxido metálico en un sustrato de plástico, creando así un sándwich de tres capas (papel-plástico-papel). Sin embargo, esta estructura sería claramente gruesa si se utilizase en naipes. Los chips de silicio convencionales, como los de las tarjetas de crédito, serían aún más gruesos y el precio de producción sería exorbitado.

Antenas de NFC más finas

El proyecto PING, financiado con fondos europeos, ha desarrollado un mejor tipo de antena de NFC. Las nuevas etiquetas NFC del proyecto constan de una antena impresa con un chip flexible de capa fina. La antena se imprime directamente en las capas de papel, eliminando la tercera capa plástica interior. Así se garantiza que el aspecto y la sensación serán idénticos a los de los naipes normales.

Las etiquetas no incluyen pilas. El chip obtiene la energía necesaria de la señal que recibe del lector de dispositivos. Su principal aplicación es el escaneado y la lectura sin contacto.

«El ejemplo más común de aplicación de NFC existente es un pase de esquí», comenta Sophie De Schepper, coordinadora del proyecto PING. «Llegas a la terminal y el lector de NFC detecta la presencia de una etiqueta NFC. El lector lo verifica según las fechas codificadas en el chip y decide si deja pasar o no al esquiador». Ya no es necesario colocar la cartera en el escáner.

Las aplicaciones de PING incluyen juegos de casino y otros juegos de cartas. En un casino, cada naipe estaría identificado de manera individual. A medida que el crupier reparte las cartas, los lectores instalados en la mesa registran cada una de ellas, por lo que es imposible hacer trampa. Además, con este método se elimina la complicada red de cámaras de televisión ocultas, necesarias para retransmitir las partidas de póker profesional. La combinación de etiquetas NFC y escáneres significa que hay un sistema informático actualizando retransmitiendo constantemente las manos de los jugadores para disfrute de los telespectadores.

Otro uso se refiere al envasado de productos. Supongamos que un comprador con una alergia alimentaria está en un supermercado y coge un paquete de comida que incluye una etiqueta de PING. Puede utilizar un teléfono inteligente habilitado para NFC para escanear el paquete. Después, la pantalla del teléfono emite una luz roja intermitente de advertencia que le aconseja no comprar el artículo. «El teléfono compara la información de la etiqueta con los datos médicos almacenados en el teléfono inteligente, e informa al usuario de que el producto contiene ingredientes a los que es alérgico», explica De Schepper.

Una segunda aplicación en juegos afectaría a las cartas coleccionables. El proyecto enriqueció la experiencia de intercambio de cartas. El escaneado en el teléfono actualiza automáticamente una colección en línea para compartir o competir con otras personas.

Cambio radical

La tecnología del proyecto supone un cambio radical. Las etiquetas NFC de PING costarán menos que las etiquetas NFC convencionales. Además, el hecho de que las etiquetas sean tan finas (menos de 25 μm) y flexibles significa que pueden integrarse en prácticamente cualquier cosa y que no es necesario rediseñar los productos existentes.

Por este trabajo, PING ganó el premio a la innovación de productos de la Comisión Europea. La siguiente fase del proyecto consistirá en refinar los procesos necesarios para garantizar una capacidad de producción plena. Hasta ahora, el mercado ha mostrado un interés considerable.

Sin duda, los chips NFC incrustados serán habituales en el futuro. Pronto, todo lo que haya que seguir o identificar individualmente podría incluir una de las etiquetas impresas de PING. Podrían revolucionar la autenticación de documentos.

Información relacionada

Palabras clave

PING, NFC, etiqueta NFC, antena impresa, chip flexible de capa fina, envase de productos, escáner, comunicación de campo próximo
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba