Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

spyGLASS — Resultado resumido

Project ID: 641486
Financiado con arreglo a: H2020-EU.2.1.6.
País: Italia
Dominio: Transporte

El sector marítimo adopta la tecnología Galileo

Por primera vez, un grupo de investigadores de la Unión Europea (UE) han desarrollado una tecnología innovadora que utiliza señales del tipo Galileo para la vigilancia marítima. Las autoridades competentes podrán ahora controlar de forma continua y fiable el tráfico marítimo.
El sector marítimo adopta la tecnología Galileo
La lucha contra la migración irregular, el tráfico ilegal de personas, la piratería y otros tipos de delincuencia transnacional, así como la mejora de la seguridad del tráfico marítimo, se han convertido en una de las principales prioridades de la agenda marítima europea. Estas importantes cuestiones marítimas requieren sistemas nuevos o mejorados para detectar y localizar embarcaciones.

Los sistemas de radar basados en satélites permiten ampliar las capacidades de vigilancia marítima y el control sistemático de un lugar. Aquí es donde entra en juego el proyecto spyGLASS: un consorcio europeo multinacional compuesto por empresas e institutos de investigación que introdujo un prototipo de tecnología de radar biestático pasivo (PBR, por sus siglas en inglés) basado en las transmisiones del sistema Galileo. La tecnología recién desarrollada es completamente pasiva (es decir, sin transmisor), de bajo coste, permite un funcionamiento encubierto y reduce el impacto ambiental.

Múltiples constelaciones, tecnología pasiva

Actualmente, la vigilancia marítima se lleva a cabo mediante radares costeros, satélites de observación de la Tierra equipados con sensores de radar u ópticos, buques de superficie o aeronaves. Aunque cada método presenta ciertas ventajas, ninguno de ellos puede actuar como una solución independiente suficiente dada la necesidad de cobertura mundial o de continuidad espacial y temporal. Los transmisores de oportunidad comunes, tales como VHF y DVB-T, dependen de las transmisiones terrestres y, por lo tanto, tienen una utilidad limitada y una cobertura intermitente.

«Las señales del sistema mundial de navegación por satélite (GNSS) pueden localizar con precisión las ubicaciones de los receptores en cualquier lugar del mundo y en cualquier momento, lo que amplía la capacidad de cobertura a zonas situadas a cientos de kilómetros de la costa», señala Claudio Calisti, coordinador del proyecto. «Los sistemas de redes de radares biestáticos pasivos contienen múltiples transmisores de oportunidad y receptores espacialmente diversos en los que cada par de transmisor y receptor forman un radar biestático. En spyGLASS, los transmisores de oportunidad son cualquier tipo de satélites GNSS (Galileo, GLONASS, GPS). Esta configuración multisatélite/multiconstelación permite resolver mejor las ambigüedades en los datos de resolución, a la vez que amplía el rango máximo que se puede detectar y mostrar sin ambigüedad», explica Calisti. En otras palabras, la tecnología PBR garantiza la cobertura total de la Tierra por varios satélites cuando se utiliza con la constelación de Galileo.

Dada la muy baja potencia de las señales GNSS, la capacidad de procesar señales de más de un satélite/constelación es obviamente una ventaja.

«La tecnología de spyGLASS es pasiva, lo que significa que no hay un transmisor dedicado, que es el componente más voluminoso, el que más energía consume y el más caro de un radar activo clásico», dice Calisti. Por lo tanto, dicho sistema puede funcionar por sí solo o complementar los sistemas de vigilancia marítima existentes. Además, el sistema pasivo no genera por sí mismo ninguna contaminación electromagnética adicional y, gracias a su reducido tamaño, tiene un impacto limitado en el paisaje.

Producto final, planes futuros

El sistema ya está disponible a la venta en el mercado con su configuración actual, es decir, montado en una furgoneta. De acuerdo con el plan de acción, la versión final del producto estará disponible en el mercado en 2019.

Entre los usuarios potenciales se incluyen las entidades que tienen competencia en la prestación de servicios públicos o el suministro de información relacionada con la concienciación marítima. Algunos de ellos ya han sido contactados y han mostrado un gran interés: la Armada y la policía aduanera y la guardia costera italianas, así como la Armada y la guardia costera griegas. Hasta ahora, los prototipos actuales solo han recibido comentarios positivos por parte de estos usuarios finales potenciales, que han destacado las ventajas de spyGLASS con respecto a las tecnologías más avanzadas.

Palabras clave

spyGLASS, vigilancia marítima, Galileo, radar biestático pasivo (PBR), satélite, GNSS
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba