Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

DANCE — Resultado resumido

Project ID: 645553
Financiado con arreglo a: H2020-EU.2.1.1.
País: Italia
Dominio: Sociedad

La sustitución sensorial ilumina procesos cognitivos a la vez que ofrece aplicaciones terapéuticas

¿Qué implicaciones tiene ser capaz de «escuchar una coreografía» o «sentir un balé»? Pese a la importancia de observar los movimientos corporales de otras personas para comprender y predecir acciones, se sabe poco sobre la plasticidad subyacente al mecanismo neurológico.
La sustitución sensorial ilumina procesos cognitivos a la vez que ofrece aplicaciones terapéuticas
La fusión de las artes y las ciencias, tradicionalmente considerada como algo en cierto modo contrapuesto, ha encontrado un terreno abonado en áreas como la educación, la terapia y la rehabilitación. El proyecto financiado con fondos europeos DANCE ha observado que esto resulta especialmente cierto cuando se combina con innovaciones informáticas centradas en las personas.

El proyecto DANCE evaluó la manera en que podían expresarse y percibirse en términos auditivos los movimientos corporales. El proyecto desarrolló tecnologías que medían las cualidades expresivas del movimiento de todo el cuerpo en tiempo real, traduciendo los gestos de fenómenos visuales a auditivos. Además de contribuir a las técnicas de obtención de imágenes cerebrales, que crean un mapa de la corteza visual y auditiva de las personas ciegas y videntes, este enfoque también ofrece un potencial terapéutico, así como novedosas interfaces no verbales entre humanos y máquinas.

Ver escuchando

La investigación ha demostrado que la sonificación (el uso de sonidos distintos al habla para transmitir información) del movimiento puede aumentar la propiocepción, así como potenciar la sensibilidad a las emociones. Este hallazgo ha resultado ser útil al aplicarlo con fines terapéuticos.

El proyecto DANCE reunió a artistas interpretativos, diseñadores acústicos, neurocientíficos sociales y de la visión, ingenieros y científicos informáticos para seguir explorando el potencial para la rehabilitación y el aumento de la inclusión social gracias al hecho de compartir espacios y emociones entre personas videntes y ciegas. El equipo del proyecto financiado con fondos europeos DANCE había adoptado previamente el enfoque de ayudar a los pacientes con dolor crónico y con enfermedad de Parkinson.

Durante los trabajos del proyecto se observó que un movimiento expresivo coreografiado crea realmente contenido sonoro en tiempo real. Tal y como explica el coordinador del proyecto, el Dr. Antonio Camurri: «Esto significa que la propia danza se concibe como una composición musical, cambiando su dimensión tradicional para ofrecer una experiencia sonora en lugar de una experiencia eminentemente visual».

Uno de los aspectos fundamentales del proyecto fue analizar el modo en que la información multisensorial corre el riesgo de crear una sobrecarga sensorial en quienes la perciben. «Por este motivo, en lugar de potenciar los sentidos, con el consiguiente riesgo de entorpecer la experiencia, DANCE optó por crear de forma deliberada una privación sensorial como forma de potenciar las sensaciones», añade el Dr. Camurri. Con ello, DANCE también ha contribuido a los estudios neurocientíficos que evalúan la plasticidad cerebral.

El equipo de DANCE llevó a cabo un estudio de resonancia magnética funcional humana (fMRI) para investigar la relación entre las características del movimiento, obtenidas a partir de análisis informáticos automatizados de videoclips, y la actividad cerebral durante la percepción de los vídeos.

Los resultados mostraron que las características que requerían un bajo nivel computacional, como la velocidad del movimiento, se asocian con áreas específicas del cerebro relacionadas con las primeras regiones encargadas de la visión y de la detección del movimiento. Por el contrario, características de nivel medio, como la fluidez expresiva, se asocian con aspectos dinámicos de la postura que se codifican en áreas distintas del cerebro.

Tal y como resume el Dr. Camurri: «Nuestro análisis basado en características computacionales sugiere que el mecanismo neurológico de codificación del movimiento utiliza características que tienen una base neurológica diferente a las categorías semánticas. Esto implica que la percepción del movimiento se organiza en el cerebro no tanto mediante categorías semánticas, sino más bien en función de las características de los propios movimientos corporales».

Coreografiar los siguientes pasos

El equipo desarrolló una plataforma tecnológica en bibliotecas de software disponibles de forma gratuita. Estas han sido adoptadas para diversos acontecimientos públicos, experimentos científicos y aplicaciones para móviles. También se ha desarrollado un conjunto de datos de movimiento, disponibles de forma pública, además de prototipos de aplicaciones para personas ciegas y videntes.

El principal acontecimiento público del proyecto, titulado «Atlante del gesto Genova» contó con la participación de personas ciegas y videntes, junto con un instituto para personas ciegas, se celebró entre noviembre de 2016 y marzo de 2017 y ha dado lugar a la creación de una comunidad que cuenta con más de 150 participantes (incluyendo miembros no especializados del público).

Estos trabajos podrán adaptarse para crear contenido creativo para fines terapéuticos y de rehabilitación. Por ejemplo, en el hospital infantil de Gaslini se creó un nuevo laboratorio conjunto durante el proyecto DANCE. En él, fisioterapeutas, investigadores e ingenieros informáticos colaboraron para diseñar juegos destinados a fines de rehabilitación.

El proyecto DANCE también ha sido una rica fuente de inspiración para otras vías de investigación, como los estudios neurocientíficos encaminados a descubrir los mecanismos neurológicos subyacentes a la percepción de la comunicación afectiva de alto nivel a través del movimiento, con el objetivo de crear nuevas interfaces y aplicaciones.

Palabras clave

DANCE, coreografía, movimiento corporal, sensorial, cognición, inclusión social, rehabilitación, terapia, sonificación, ciego, auditivo
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba