Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

EGSIEM — Resultado resumido

Project ID: 637010
Financiado con arreglo a: H2020-EU.2.1.6.
País: Suiza
Dominio: Seguridad, Cambio climático y medio ambiente

Herramientas para predecir mejor las inundaciones y sequías

Es bien sabido que el agua representa alrededor del 71 % de la superficie terrestre. Sin embargo, lo que es menos conocido es que esta masa hídrica se está redistribuyendo constantemente y que tales cambios pueden ser los responsables de las inundaciones y las sequías. El proyecto EGSIEM se propone integrar la redistribución de esta masa en productos de datos de observación de la Tierra, con el fin de ayudar a predecir estos fenómenos.
Herramientas para predecir mejor las inundaciones y sequías
Puesta en marcha en 2002, la misión Gravity Recovery and Climate Experiment (GRACE) de la NASA fue la primera en proporcionar conocimientos sobre el ciclo hidrológico de la Tierra. Ahora, un consorcio de ocho organizaciones ha empezado a utilizar estos datos para demostrar que los productos de redistribución masiva podrían abrir la puerta a enfoques innovadores para el control y la predicción de las inundaciones y sequías.

«GRACE hizo que las variaciones temporales de masas medioambientales fueran apreciables y hemos visto como maduraban productos de datos relacionados a lo largo de los últimos dieciséis años. Ahora que ha finalizado este proceso, pueden iniciarse otras misiones del mismo tipo que GRACE. Sin embargo, todavía hay una gran demanda de productos consolidados y de mejora de la accesibilidad de los datos para no especialistas», explica el profesor Adrian Jäggi, coordinador de EGSIEM en nombre de la Universidad de Berna.

Además, el proyecto tenía por objeto incrementar la resolución temporal de un mes, típica de los productos de GRACE, a un día y proporcionar información del campo de gravedad en el plazo de cinco días para aplicaciones en las que el tiempo es un factor crítico. Se trataba de permitir una toma de conciencia más oportuna de los fenómenos hidrológicos extremos con potencial de evolucionar.

«Para nosotros, la ecuación es simple: un mejor conocimiento permite tomar unas mejores decisiones y prepararse para una posible amenaza suele resultar menos caro que limpiar tras una catástrofe», explica el profesor Jäggi. «La gravedad y los cambios en las masas hídricas proporcionan una información cuantitativa esencial sobre los cambios en el nivel del mar, los caudales fluviales, las aguas subterráneas, las masas de nieve, las masas glaciares y las masas del manto de hielo polar. Con nuestros productos, podríamos establecer un servicio de alerta temprana para la previsión de crecidas y el control de sequías, así como generar alertas avanzadas de inundaciones».

Para comprender mejor el potencial de sus productos, el equipo del proyecto estudió el historial de fenómenos de inundación y sequía y desarrolló indicadores pertinentes. La inundación que afectó a Namibia en 2009, por ejemplo, mató a 131 personas y afectó gravemente a otras 445 000. Los estudios mostraron que si las personas hubieran sido avisadas diez días antes, solamente esto habría reducido el número de víctimas alrededor de un 57 % y los daños en los sectores social, de producción y de infraestructuras, un 58 %, un 41 % y un 35 % respectivamente. Los productos y las herramientas de EGSIEM pueden facilitar esta tarea en el caso de las inundaciones inducidas por masas.

Se desarrollaron tres productos principales: soluciones de campo de gravedad a escala mundial combinadas, productos de campo de gravedad en tiempo casi real e índices de humedad. Las soluciones de campo de gravedad a escala mundial combinadas solucionaron el problema de los usuarios que anteriormente debían elegir un producto de datos de uno de los cinco o seis centros de tratamiento existentes. EGSIEM unificó estas soluciones y, con ello, superó los resultados de cualquier producto existente debido a una mejor relación señal-ruido.

El producto en casi tiempo real, por otro lado, puede ofrecer datos con una latencia no superior a veinticuatro horas en la mayoría de los casos, de modo que fomenta una nueva gama de aplicaciones en tiempo casi real para el control de inundaciones y sequías. Por último, el índice de humedad —que consiste en mapas mundiales mensuales o diarios con una resolución de un grado por un grado— puede identificar inundaciones y sequías inducidas por masas que se produjeron en el pasado y, con ello, profundizar en la compresión de las condiciones que conducen a tales fenómenos extremos. Además, permite un fácil acceso e interpretación de los datos gravitacionales.

«Este tipo de productos/información nunca se había utilizado, pero su potencial es enorme: aparte del interés científico, posee un efecto directo en la seguridad pública, puesto que en el modo en tiempo casi real, los datos indican directamente los riesgos de catástrofe», explica el profesor Jäggi.

Una vez concluido el proyecto, un acontecimiento a seguir es, sin duda, la puesta en marcha del sucesor de la misión GRACE. «GRACE cesó su actividad en junio de 2017, lo cual significa que la comunidad de usuarios está actualmente ciega ante cualquier tipo de cambio inducido por masas. Con la puesta en marcha de GRACE Follow-On, actualmente prevista para el 21 de mayo de 2018, podemos ofrecer este tipo de datos únicos a las comunidades y el público en general. Acabamos de empezar a explorar el potencial de nuestros productos de datos, pero estamos seguros de que, dentro de cinco a diez años, estos serán indispensables para el control y la previsión del sistema terrestre», concluye el profesor Jäggi.

Palabras clave

EGSIEM, observación de la Tierra, masa hídrica, inundación, sequía, GRACE, gravedad
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba