Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Nuevos tratamientos antiincrustantes

Unos investigadores han estudiado el crecimiento de organismos marinos como los percebes en los cascos de los barcos. A diferencia de los tratamientos antiincrustantes anteriores, el nuevo tratamiento tiene una toxicidad mínima.
Nuevos tratamientos antiincrustantes
Todas las superficies en contacto permanente con el agua de mar se incrustan al final de forma permanente con una capa de organismos marinos sedentarios. Estas superficies incluyen cascos de barcos, redes, boyas y otras infraestructuras marinas.

La incrustación, término por el que se conoce a este fenómeno, constituye un serio problema para las embarcaciones marinas. Un casco de barco muy incrustado será muy áspero y poco hidrodinámico, por lo que la embarcación navegará más despacio, al tiempo que demandará una mayor potencia motriz. Esto aumenta la contaminación del aire, así como el consumo de combustible y otros costes.

Si no se trata, la incrustación con el tiempo hará el barco inservible. El tratamiento de la incrustación es fundamental aunque difícil, lo que representa el mayor coste de mantenimiento en la navegación.

Nuevos revestimientos de la madre naturaleza

El proyecto financiado con fondos europeos BYEFOULING desarrolló revestimientos antiincrustantes respetuosos con el medio ambiente con un alto rendimiento en comparación con las opciones actuales. Los nuevos revestimientos son adecuados para la producción industrial a gran escala.

Muchos organismos marinos se enfrentan al mismo problema que los propietarios de las embarcaciones, pero para ellos impedir el crecimiento de otros organismos es una cuestión de supervivencia. De esto se deduce que existen muchos compuestos antiincrustantes en la naturaleza.

Unos de los principales retos de los investigadores de BYEFOULING consistió en descubrir y adaptar compuestos candidato adecuados, lo que implicó el estudio pormenorizado de muchas especies marinas y sus características bioquímicas. Estos emplearon diferentes compuestos mezclados a fin de combatir las diferentes etapas del proceso de incrustación. El equipo también desarrolló nuevos métodos de síntesis que podrían llevarse a una escala de producción mayor. Los compuestos incluyen inhibidores de la absorción de proteínas, inhibidores de la «quorum sensing» o percepción de cuórum y biocidas naturales. Estos alteran procesos naturales específicos que permiten a los organismos marinos adherirse a su hogar permanente, evitando así la contaminación química.

Nanoaplicación

Los compuestos se aplican como pintura, que incluye nanomateriales y sus compuestos. Determinados nanomateriales tienen propiedades antiincrustantes intrínsecas. Unos nanomateriales encapsulan los compuestos, mientras que otros contienen organismos vivos para una liberación controlada.

Los socios del proyecto desarrollaron demostradores de prueba de concepto que combinaban los compuestos candidatos y los nanomateriales más prometedores. Después de pruebas de laboratorio exhaustivas, los investigadores llevaron a cabo pruebas sobre el terreno en el mar Mediterráneo y el mar Rojo, así como en el océano Atlántico. La prueba permitió evaluar las propiedades antiincrustantes y la ecotoxicidad. Las pruebas posteriores en modelos a escala real incluyeron revestimientos de demostración para barcos, boyas e infraestructuras de acuicultura. El equipo también desarrolló productos especiales de demostración para parques eólicos marinos.

Tal y como preveían los investigadores, las pruebas revelaron un alto rendimiento antiincrustante junto con una baja toxicidad. «Estas propiedades reducirán los costes operativos y la contaminación de las embarcaciones, al tiempo que aumentarán su vida útil», comenta el doctor Christian Simon, director del proyecto.

Los mismos revestimientos empleados en el sector de la acuicultura significarán una mayor tasa de crecimiento, mejor calidad del agua, mejor control de los vectores de enfermedades y menores costes.

Las pruebas y el desarrollo continúan con el objetivo de comercializar ciertas aplicaciones en un futuro cercano. «El potencial de mercado es amplio, especialmente para el sector del transporte marítimo», explica el doctor Simon.

BYEFOULING está trabajando en esquemas de comercialización, protección de la propiedad intelectual y planes para posibles iniciativas conjuntas adicionales. El proyecto también está realizando avances destinados a obtener la aprobación normativa internacional para los nuevos revestimientos.

Los nuevos productos de BYEFOULING significarán una mayor eficacia de la navegación, costes más bajos y menos emisiones contaminantes.

Información relacionada

Palabras clave

BYEFOULING, incrustación, revestimiento, nanomateriales, compuestos antiincrustantes
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba