Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Una nueva perspectiva sobre la resiliencia de los sistemas alimentarios: un enfoque que va más allá de la eficiencia, la sostenibilidad y la vulnerabilidad

La seguridad alimentaria y nutricional es un reto que nos afecta a todos. Un proyecto financiado con fondos europeos ha estudiado cómo diferentes factores actúan en conjunto para menoscabar nuestra demanda y oferta de alimentos.
Una nueva perspectiva sobre la resiliencia de los sistemas alimentarios: un enfoque que va más allá de la eficiencia, la sostenibilidad y la vulnerabilidad
¿Cómo se combinan el clima, el alcance económico y la estructura del mercado, la oferta y la demanda, los cambios geopolíticos, las preferencias del consumidor y los patrones de consumo para afectar a la demanda de alimentos y la producción de materias primas en Europa y el resto del mundo? El proyecto TRANSMANGO se propuso examinar el impacto de estos y otros factores a fin de evaluar la vulnerabilidad y la resiliencia de los sistemas alimentarios europeos.

El doctor Erik Mathijs, coordinador del proyecto, comenta: «La seguridad alimentaria y nutricional no solo implica el acceso a suficientes alimentos, sino que además está relacionada con dietas saludables y ecosistemas sostenibles para que el sistema alimentario sea resiliente. Europa está experimentando cada vez más problemas relacionados con la seguridad alimentaria y nutricional, el aumento de la obesidad y el número de ecosistemas naturales amenazados».

Nuestro enfoque en Europa se basa en la eficiencia, explica el doctor Mathijs, lo que significa que no se presta atención a la vulnerabilidad y la resiliencia. El objetivo de TRANSMANGO era abordar esta brecha.

¿Cómo se mantendrá nuestro enfoque actual sobre la distribución de alimentos en el futuro?

Los investigadores examinaron dieciocho casos de estudio que abordaban diferentes cuestiones en toda Europa, tales como la asistencia alimentaria, las comidas escolares, el acceso a tierras de cultivo y la agricultura basada en el apoyo comunitario. El enfoque y las estrategias de estos casos de estudio se consideraron desde el punto de vista de los futuros sistemas alimentarios europeos. «Reunimos a diferentes partes interesadas para considerar formas de satisfacer las nuevas demandas», afirma el doctor Mathijs.

Los casos de estudio de TRANSMANGO se analizaron utilizando herramientas de pensamiento sistémico, como los diagramas causales en bucle de retroalimentación, que permiten visualizar la interdependencia entre los factores causales que afectan al desempeño del sistema alimentario, así como los circuitos de retroalimentación y los efectos no intencionales de las políticas y acciones.

Estos revelaron que los casos transformadores centrados en hacer que los sistemas alimentarios sean más resilientes se caracterizaban por cinco principios. El primer principio es reconocer el derecho a la alimentación de grupos vulnerables tradicionales y emergentes como, por ejemplo, los refugiados. Un segundo principio es que las iniciativas para incrementar la resiliencia vinculan la sostenibilidad con la salud humana, es decir, buscan organizar los sistemas alimentarios y las dietas de una manera que sea buena tanto para el medio ambiente como para la salud humana.

En tercer lugar, las iniciativas establecen vínculos más fuertes entre los actores y las estrategias urbanas y rurales, beneficiándose así del intercambio mutuo de ideas y recursos. Un cuarto principio es que las iniciativas para incrementar la resiliencia usan tanto innovaciones tecnológicas (por ejemplo, aplicaciones) como innovaciones sociales (nuevas formas de colaboración) para respaldar sus actividades. En quinto lugar, estas iniciativas toman una perspectiva diferente de la resiliencia, prestando mucha más atención a la diversidad que a la eficiencia.

«El proyecto desarrolló», asegura el doctor Mathijs, «un modelo conceptual del sistema alimentario que capta su carácter sistémico, dinámico, político e incierto». El equipo de investigación definió supuestos futuros tanto a nivel de la Unión Europea como a nivel nacional, lo que permitió discernir las principales incertidumbres a las que se enfrenta el sistema alimentario europeo. También desarrolló un conjunto de sistemas de pensamiento, herramientas de modelización y juegos para analizar sistemas alimentarios complejos.

«Examinar la complejidad y la resiliencia requiere enfoques interdisciplinarios. TRANSMANGO ha desarrollado con éxito enfoques que integran diversas disciplinas, como la economía, la sociología y la geografía».

Los hallazgos de los investigadores han contribuido a diversas iniciativas de las partes interesadas. Un ejemplo es el enfoque sobre «Política común alimentaria», que fue desarrollado por el Panel Internacional de Expertos en Sistemas Alimentarios Sostenibles y sus socios para preparar el Foro alimentario y agrícola de la UE, celebrado del 29 al 30 de mayo de 2018.

Palabras clave

TRANSMANGO, seguridad alimentaria, sostenible, política alimentaria, política, resiliencia alimentaria, nutrición
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba