Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

SAT406M — Resultado resumido

Project ID: 640387
Financiado con arreglo a: H2020-EU.2.1.6.
País: Israel
Dominio: Tecnologías de la información y la comunicación

Un servicio de rescate, búsqueda y salvamento mejor gracias a unas balizas personales de localización para la muñeca

Actividades como la navegación o los vuelos conllevan riesgos a causa de errores humanos, fallos mecánicos o las condiciones meteorológicas, y los afectados a menudo dependen de los esfuerzos del servicio de rescate, búsqueda y salvamento. SAT406M ofrece una innovación para aumentar su éxito.
Un servicio de rescate, búsqueda y salvamento mejor gracias a unas balizas personales de localización para la muñeca
En la década de los años ochenta del siglo pasado se estableció el sistema internacional de satélites Cospas-Sarsat para ofrecer servicios de rescate, búsqueda y salvamento (SAR) gratuitos, ayudando a personas en situaciones de emergencia en cualquier momento y en cualquier lugar. El sistema combina tecnología GPS, operada por las fuerzas aéreas de los Estados Unidos, con el satélite europeo Galileo y el ruso Glonass. Las señales de socorro que se captan pueden emitirse mediante terminales a bordo de barcos (radiobalizas de localización de siniestro por satélite, EPIRB) y de aviones (transmisores de localización de urgencia, ELT), o mediante dispositivos portados por las personas (balizas personales de localización, PLB).

El proyecto SAT406M, financiado con fondos europeos, ha rediseñado las balizas personales para que sean más fáciles de utilizar y compactas, de modo que puedan llevarse puestas continuamente. El reloj de pulsera resultante integra, asimismo, el servicio de enlace de retorno (RLS) de Galileo/SAR. Además de este producto, el equipo desarrolló métodos de localización del SAR actualizados, cuya adopción formal defiende.

Un producto que mejora los esfuerzos del SAR

Las personas, barcos y aviones en situaciones de emergencia deben localizarse lo antes posible. El modo más habitual de hacerlo es llevando balizas (PLB, EPIRB o ELT) que emiten señales de radio de corto alcance, transmitidas en relé mediante satélites para que se detecten en las estaciones de base. Estas estaciones identifican la localización de la baliza y envían alertas al centro de coordinación de salvamento (CCS) más cercano, que es responsable de desplegar los equipos del SAR nacional o de involucrar a otros servicios asociados a través de acuerdos internacionales.

Sin embargo, se ha detectado que los sistemas de balizas actuales del SAR deben mejorarse. En las situaciones de actuación del SAR, al fondo de un cañón, en un bosque o tras un accidente de avión, las señales de rescate con demasiada frecuencia son difíciles de localizar y dejan al vulnerable emisor sin saber a ciencia cierta si han sido recibidas.

Poniendo de relieve el ímpetu de SAT406M, el coordinador del proyecto, el señor Daniel Katz, describe una hipótesis: «imagínese que se ha caído al agua a cinco millas náuticas de la costa. Lleva una PLB de muñeca activada para emitir una señal de rescate cada minuto si saca la mano del agua, pero se enfrenta a un dilema: ¿debería nadar hacia la costa, debilitando así la señal al sumergir la baliza, además de gastar energías, o esperar a que me rescaten?»

Para mitigar este dilema se realizó algo clave para el éxito del producto: integrar en el dispositivo el servicio de enlace de retorno (RLS), puesto en marcha recientemente a través de los satélites Galileo de la Unión Europea. El RLS permite que las PLB reciban una confirmación indicando que se ha detectado y localizado la alerta, lo que significa que los servicios de rescate deberían estar de camino. En la hipótesis anterior, esto facilitaría la toma de la decisión adecuada de esperar.

La mejora de sistema más general estudiada en SAT406M se basa en un concepto matemático, plasmado en algoritmos de «software» utilizados en la baliza y en la estación de base que mejoran la localización remota de la baliza en condiciones difíciles y permiten una localización independiente sobre el terreno. Esto último es especialmente importante, dado que para que un SAR sea eficaz, se requiere la localización de balizas también a bordo de los barcos y helicópteros del SAR, que previamente no se conseguía adecuadamente.

La comprobación de la tecnología implicó la transmisión de miles de ráfagas de señales de radio de corto alcance desde la baliza, desde diferentes partes del mundo, que entonces se transmitieron por relé mediante los satélites Galileo y fueron detectadas en la estación de base de MEOLUT, en Toulouse, Francia. Estas señales se canalizaron mediante internet al servidor de los equipos del proyecto para su análisis con el fin de depurarlas y seguir aplicando mejoras.

Destacando la necesidad de normalización

Al poder llevarse en la muñeca y tener activado el RLS, la nueva SAT406M PLB, fabricada por Mobit, mejorará las operaciones de rescate, llegando a salvar más vidas, a la vez que se reducen los costes de explotación para el Gobierno. Los protocolos para la localización de balizas remotas, la localización de balizas sobre el terreno y la comunicación de bits de información adicional (EIB) en el sistema de satélite de banda estrecha de Cospas-Sarsat también muestran un claro potencial de mejora del sistema de SAR, por lo que el equipo está proponiendo su normalización.

No obstante, tal como explica el señor Katz, «la normalización de nuestra metodología es un reto porque el ente de adopción, Cospas-Sarsat, es una organización internacional que cuenta con cuarenta y cuatro miembros. Esto provoca que la negociación de cambios resulte en un progreso lento. Además, los requisitos de compatibilidad retroactiva pueden posponer la aceptación, pero todos seguiremos luchando por la normalización, que es esencial para que todas las partes salgan ganando».

Palabras clave

SAT406M, servicio de rescate, búsqueda y salvamento, baliza, alerta, satélite, rescate, GPS, señal de radio, Galileo, localización, remoto
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba