Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

MOLMIC — Resultado resumido

Project ID: 660401
Financiado con arreglo a: H2020-EU.1.3.2.
País: Reino Unido
Dominio: Investigación fundamental, Energía

Cuando las reservas de petróleo se vuelven ácidas

El ácido sulfhídrico (H2S), o gas ácido, es un contaminante común en las instalaciones petroleras y gasísticas que provoca pérdidas económicas que ascienden a miles de millones de euros al año. Una investigación de la UE ha estudiado las «ómicas» de la producción de este peligroso gas para aumentar la seguridad de los trabajadores y reducir las pérdidas.
Cuando las reservas de petróleo se vuelven ácidas
El avance hacia unas fuentes ecológicas más sostenibles se está produciendo de forma lenta pero segura y resulta crucial un uso responsable de las reservas de combustibles fósiles restantes. El agotamiento inevitable de las existencias, exacerbado por devastadores derrames de petróleo y fallos de los equipos, está orientando la investigación hacia métodos para minimizar la producción de gas ácido.

Un problema valorado en miles de millones de euros para la industria petrolera

El H2S es un gas tóxico y explosivo, además de corrosivo. No solo supone un riesgo para los trabajadores de la industria petrolera y gasística, sino que la corrosión en las infraestructuras de acero puede provocar fallos en el equipo, además de resultar peligrosa para el medio ambiente.

El culpable del H2S es la corrosión de influencia microbiológica (MIC), provocada por la actividad de microorganismos reductores de los sulfatos (SRM). La formación de sulfuro también disminuye los valores de los productos a causa de un mayor contenido de azufre.

Una solución para el problema ha sido inyectar nitrato en los campos de petróleo ácido, puesto que elimina biológicamente el H2S fomentando la actividad de los microorganismos reductores de los nitratos de oxidación de sulfuros (soNRM). Resultan preocupantes, no obstante, los informes que indican que la actividad de los soNRM en la MIC amenaza la aplicación del nitrato como estrategia de control de la acidificación.

La bioingeniería al rescate

El proyecto financiado con fondos europeos MOLMIC investigó el papel de los soNRM durante la MIC. Como señala el coordinador del proyecto, el profesor Ian Head, «nos centramos en identificar los factores clave por los cuales los soNRM pueden provocar corrosión y los mecanismos enzimáticos subyacentes a sus vías metabólicas del azufre y el nitrógeno que provocan la acumulación de metabolitos corrosivos».

Detectando las cascadas moleculares individuales, los investigadores identificaron las moléculas en diferentes vías de soNRM responsables de cada tipo de corrosión. Cabe destacar que, teniendo en cuenta la más reciente investigación sobre el tema, evaluaron la MIC con mediación de nitrato en comunidades microbianas complejas.

MOLMIC desarrolló una comprensión en profundidad sobre cómo contribuyen los soNRM a la corrosión durante la inyección de nitrato. El profesor Head explica que: «los resultados obtenidos durante MOLMIC suministran valiosa información para el desarrollo de ensayos de genes focalizados para supervisar la actividad de los soNRM cuando la corrosión con mediación de nitratos puede constituir un problema».

Unas tasas de crecimientos económicamente significativas y espectaculares

Los resultados muestran que las tasas de corrosión significativas para la industria pueden alcanzar hasta 2,4 mm/año, una velocidad que disminuiría notablemente la vida útil del equipo de acero expuesto al sulfuro, nitrato y soNRM. «Hemos sido capaces de desarrollar un modelo conceptual que resume los factores clave por los cuales los soNRM pueden contribuir a la MIC», destaca el profesor Head.

Los datos bioquímicos y genéticos obtenidos de los soNRM mejoraron la comprensión de este importante componente de control de la acidificación con mediación de nitratos y ha profundizado la comprensión y predicción de los procesos metabólicos en los sistemas de petróleo.

Resulta necesario un análisis caso a caso

Una limitación es que los campos petroleros son ecosistemas complejos y diversos con microorganismos variados fisiológica y filogenéticamente que también pueden diferir considerablemente en sus características fisicoquímicas fundamentales. A pesar de que los riesgos de corrosión suelen variar de sistema a sistema y deben evaluarse de forma individual, «los resultados de MOLMIC contribuirán a estas evaluaciones y a la identificación de riesgos potenciales de la MIC con mediación de soNRM», señala el profesor Head.

A este respecto surgieron dificultades para obtener a tiempo los microbios necesarios del campo petrolero. Cuando los investigadores recibieron las muestras de agua, el microorganismo pertinente no estaba presente. No obstante, el equipo ya había previsto esta dificultad y había almacenado cultivos puros de microbios para su utilización.

Hacer frente a la MIC tras MOLMIC

El profesor Head resume su visión de la investigación actual del equipo. «En el futuro esperamos poder abordar temas emergentes en el ámbito de la corrosión de influencia microbiológica que no solo son pertinentes para la industria petrolera y gasística, sino que también evitarán o permitirán predecir mejor la corrosión en otros sectores que también se ven afectados por la MIC». Se seguirá prestando especial atención a los factores moleculares y bioquímicos que influyen en la MIC.

Palabras clave

MOLMIC, microorganismos reductores de los nitratos de oxidación de sulfuros (soNRM), petróleo, corrosión de influencia microbiológica (MIC), microorganismo
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba