Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

WATTsUP — Resultado resumido

Project ID: 683959
Financiado con arreglo a: H2020-EU.2.3.1.
H2020-EU.3.4.
País: Eslovenia
Dominio: Transporte, Tecnologías de la información y la comunicación

Instructor de vuelo eléctrico

La demanda de pilotos va en aumento, pero la formación resulta costosa. Un nuevo sistema de aeronaves ligeras desarrollado en la UE reduce tanto los costes como el impacto medioambiental asociados.
Instructor de vuelo eléctrico
El mercado del transporte aéreo europeo crece un 4 % al año, lo cual genera una demanda constante de nuevos pilotos.

Según el proyecto WATTsUP, financiado con fondos europeos, el futuro de la formación de pilotos serán las aeronaves eléctricas. Con unas emisiones cero, presentan ventajas medioambientales. Además no generan tanto ruido al funcionar, por lo que pueden emplearse para la formación en aeródromos pequeños que, en caso contrario, permanecerían cerrados los fines de semana a causa del ruido. En segundo lugar, la utilización de estas aeronaves resulta más barata; requieren poco mantenimiento y el coste por hora de la electricidad es inferior al del combustible, lo cual también disminuye los gastos de formación de pilotos. Por ejemplo, el gasto de electricidad de una hora de vuelo ascendería a tan solo unos dos euros.

El consorcio WATTsUP desarrolló un prototipo de vehículo de formación, perteneciente a la categoría de aeronaves deportivas ligeras, y lo convirtió en un producto maduro. El proyecto es el primero que ha logrado una línea de producción centrada en tales vehículos.

Nuevo sistema de alimentación

Tal como la mayoría de aeronaves modernas, el modelo WATTsUP de dos plazas está construido con materiales compuestos ligeros.

La parte más innovadora son las tecnologías eléctricas del tren de transmisión. El empuje procede de un motor eléctrico ligero de 60 kW fijado en un propulsor de montaje delantero con recuperación de energía. El regulador de potencia y el motor del vehículo fueron desarrollados específicamente para la propulsión en el ámbito de la aviación e incluyen un sistema de refrigeración que hace circular de forma óptima líquido alrededor del motor y aire en torno a las baterías. Cualquiera de las dos baterías de 10,5 kWh puede alimentar la aeronave por sí sola si la otra falla. El sistema de gestión de las baterías optimiza la carga y descarga durante todas las fases del vuelo.

El proyecto también desarrolló nuevos protocolos de acelerador electrónico y todos los sistemas electrónicos, propulsores y herramientas para su diseño, así como un fuselaje completamente nuevo adaptado para los componentes no convencionales. Los investigadores realizaron todas las pruebas y validación necesarias para certificar a escala global la aeronave.

Fácil de utilizar

Dado que las cabinas de pilotaje convencionales no incluyen ni instrumentos ni controles para la aeronave eléctrica, el equipo tuvo que diseñar una interfaz de cabina totalmente nueva. «La combinación de instrumentos de vuelo gráficos y visualizadores de cargador, así como una nueva palanca de potencia, hacen que la aeronave sea tan sencilla de utilizar como un teléfono móvil», afirma el doctor Igor Perkon, gestor del programa de I+D para Pipistrel Vertical Solutions, el principal socio del proyecto.

La aeronave puede superar una velocidad de crucero de 200 km/h y las tecnologías de batería actuales permiten un tiempo de vuelo de una hora, más una pequeña reserva. Esta autonomía es suficiente para la formación, pero no para vuelos nacionales.

Del mismo modo que hay cada vez más estaciones de carga para vehículos terrestres en las autopistas europeas, el doctor Perkon prevé que se desarrollarán redes de carga similares en los aeródromos europeos. «Por ejemplo», añade, «Suiza ha estado posicionando de forma estratégica estaciones de carga en sus aeródromos para que puedan realizarse vuelos nacionales con un nivel cero de emisiones». El sistema de carga rápida permite completar la recarga en cuarenta minutos.

WATTsUP también creó un innovador conjunto de herramientas en línea adaptadas a las necesidades de las escuelas de aviación. El plan de estudios es intencionalmente interactivo y fácil de comprender. Un portal de gestión de flotas simplifica la reserva por parte de los estudiantes de los vuelos de formación.

El equipo realizó una demostración del producto en espectáculos aéreos europeos y otros eventos. La exposición provocó que se recibieran docenas de pedidos antes del inicio de la producción. Desde la finalización del proyecto a finales de 2017, se han entregado cerca de treinta aeronaves a los clientes.

El instructor de WATTsUP puede marcar el inicio de una nueva era para las aeronaves eléctricas. Los investigadores prevén que para 2025 habrá aviones completamente autónomos.

Palabras clave

WATTsUP, aeronave eléctrica, aeródromo, formación de pilotos, cero emisiones, instructor de vuelo
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba