Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Esfuerzos concertados en materia de energía oceánica anuncian un nuevo sector industrial

El océano es un entorno de trabajo complejo que, aunque aún alberga muchos enigmas, da cobijo a una gran variedad de actividades como la pesca, el transporte marítimo y el ocio. No obstante, hasta ahora no se ha aprovechado lo suficiente su potencial para la producción de energía. OCEANERA-NET se propone proporcionar a la industria el impulso que necesita.
Esfuerzos concertados en materia de energía oceánica anuncian un nuevo sector industrial
El litoral de la Unión Europea (UE) tiene una longitud de aproximadamente 66 000 kilómetros. Esta vasta extensión tiene un enorme potencial, en gran medida desaprovechado, para la producción de electricidad de origen marino, estimada en cerca de 380 GW por DG MARE (la Dirección General responsable sobre asuntos marítimos y pesca de la UE), lo que representa una contribución significativa a los objetivos en materia de energía renovable de la UE para el año 2020.

En la actualidad, hay varios Estados miembros que financian la investigación y el desarrollo sobre tecnologías relacionadas con la energía oceánica. Sin embargo, estos esfuerzos no están coordinados, por lo que no son todo lo innovadores que podrían ser.

El proyecto financiado con fondos europeos OCEANERA-NET (The coordination of national research activities of Member States and Associated States in the field of Ocean Energy (ERA-NET)) proporcionó respaldo a proyectos de investigación colaborativos, administrados por consorcios de empresas transnacionales e institutos de investigación, que se centraron en superar los principales retos a los que se enfrentan los promotores de tecnologías relacionadas con la energía oceánica.

Junto con el marco de financiación, el proyecto permitió asimismo la generación y el intercambio de conocimientos y experiencia. Los resultados del proyecto favorecerán la seguridad, la eficiencia y la reducción de costes de las tecnologías relacionadas con la energía oceánica, acercándolas a su comercialización y despliegue.

Puesta en común de recursos

La industria de la energía oceánica en Europa planea producir 100 GW de capacidad de generación eléctrica para el año 2050. Esto equivale a atender el 10 % de la demanda, lo que satisface las necesidades diarias de electricidad de 76 millones de hogares. Esta iniciativa también supondrá el establecimiento de un nuevo sector industrial europeo, que se ha estimado que creará 400 000 empleos cualificados a lo largo de la cadena de suministro. No obstante, antes de alcanzar este punto, es necesario superar una serie de retos técnicos.

Por su propia naturaleza, las áreas marítimas con los mayores recursos energéticos son a su vez aquellas en las que es más difícil trabajar y el entorno plantea asimismo problemas adicionales como la corrosión. A esto hay que sumar el tamaño y la dirección de las olas, así como los niveles de turbulencia, que son muy variables. Tal y como explica la coordinadora del proyecto, la señora Karen Fraser, «se debe encontrar un equilibrio entre la captura de energía potencial y la seguridad y la vida útil con tiempo tormentoso y durante operaciones a largo plazo».

A pesar de una gran cantidad de investigación y experimentación técnica, lo que conduce a una serie de tecnologías prometedoras, las innovaciones del sector permanecen en la etapa precomercial. Por tanto, se requieren más innovaciones y pruebas de los dispositivos de demostración a fin de reducir los costes hasta el punto en que la energía oceánica sea más competitiva y pueda ponerse en práctica de forma generalizada.

La investigación sobre energía mareomotriz y conversión de energía térmica oceánica (OTEC, por sus siglas en inglés), que respalda OCEANERA-NET, está desarrollando nuevos dispositivos de energía, modelado hidrodinámico y herramientas de cuantificación de recursos para mejorar la eficiencia de los dispositivos. También se están desarrollando materiales avanzados, así como componentes clave como sistemas de toma de fuerza, sistemas de control, conexiones eléctricas, amarres y un brazo robótico para su uso en operaciones en alta mar.

Beneficios generalizados

Los esfuerzos de OCEANERA-NET ayudarán a las empresas europeas a penetrar en los mercados internacionales y tienen el potencial de crear un sector industrial europeo completamente nuevo. Tal y como resume Fraser: «Esto, a su vez, creará oportunidades de empleo, con mayor probabilidad de concentrarse en áreas costeras y comunidades remotas, y contribuir así a los objetivos sociales con respecto al aumento de oportunidades para una gama más amplia de personas».

Al ser generada por los océanos, la energía en sí misma será compatible con las estrategias de la UE en materia de energía renovable y para reducir las emisiones de CO2, junto con la creación de sistemas de energía descarbonizada.

Para continuar el trabajo, un conjunto de proyectos acaba de finalizar en el marco del proyecto ulterior OCEANERA-NET COFUND, que contemplará una inversión significativa en proyectos de demostración de energía mareomotriz y OTEC respaldados por la Comisión Europea y organismos nacionales o regionales. Esto complementa otras iniciativas nacionales y regionales emprendidas como parte del Plan de Implementación de Energía Oceánica desarrollado por el Plan Estratégico Europeo de Tecnología Energética de la Comisión Europea.

Información relacionada

Palabras clave

OCEANERA-NET, océano, reciclable, energía, ola, producción de electricidad, energía, generación, litoral, marítimo, descarbonización
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba