Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

Q4HEALTH — Resultado resumido

Project ID: 688624
Financiado con arreglo a: H2020-EU.2.1.1.
País: Irlanda
Dominio: Salud, Tecnologías de la información y la comunicación

Uso del vídeo en tiempo real para acercar el médico al paciente en caso de urgencia

Una iniciativa de la Unión Europea (UE) ha probado un dispositivo de vídeo vestible que puede ayudar a los profesionales sanitarios a realizar un diagnóstico remoto en caso de urgencia médica. Esto ayudará a los primeros intervinientes a salvar vidas, además de contribuir a reducir los costes hospitalarios.
Uso del vídeo en tiempo real para acercar el médico al paciente en caso de urgencia
El sistema de salud de la UE se ve lastrado por el envejecimiento de la población, las afecciones crónicas y el aumento de los costes. Un diagnóstico rápido en situaciones de urgencia puede ayudar a salvar vidas, reducir los costes y mantener los recursos.

El proyecto financiado con fondos europeos Q4HEALTH tiene como finalidad ofrecer un «servicio de emisión de vídeo en directo de alta calidad para permitir que los médicos ayuden de forma remota al personal de urgencias a tratar a los pacientes en situaciones de emergencia», afirma el coordinador del proyecto, Donal Morris. En el marco de este proyecto se han evaluado distintos aspectos de una solución de emisión de vídeo en directo a través del estándar de comunicación móvil 4G.

Los socios del proyecto han desarrollado unas herramientas innovadoras, un resultado que prepara el camino para otras aplicaciones al margen de las situaciones de emergencia. Ante una urgencia médica como un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular, es importante proporcionar un tratamiento rápido. «Hay una “hora clave” durante la cual es fundamental administrar rápidamente un tratamiento para poder salvar el tejido cerebral o cardíaco del paciente», explica Morris. «Sin embargo, puede requerirse cierto tiempo hasta que llega la ambulancia y se lleva al paciente al hospital».

Seis experimentos para superar las barreras

Al llevar a cabo seis experimentos por separado, los investigadores se enfrentaron a diversos retos. Entre estos se incluye la incapacidad de las aplicaciones para alcanzar acuerdos con la red, las demoras introducidas por el vídeo en directo, la programación adecuada de los algoritmos en los nodos de acceso, la disponibilidad del servicio en interiores y la comunicación entre entidades relacionadas geográficamente.

Para lograr una transmisión de vídeo aceptable, probaron las capacidades de programación de la red móvil 4G para dividir o crear una partición virtual de la red. La partición de red creada incluye todas las funcionalidades de la red convencional, desde partes estructurales como antenas hasta el «software» de control. Esta está separada del resto de la red y permite priorizar las comunicaciones entre el personal de urgencias y los médicos del hospital.

El método tradicional para crear una partición de red es celebrar un contrato con un operador que se encarga de garantizar la calidad del servicio. Sin embargo, este método implica que los servicios de emergencias no tienen el control total de la red, ya que siguen dependiendo del operador. Con la tecnología de Q4HEALTH, los servicios de emergencias tienen un control real sobre el tráfico de datos de subida y de bajada.

Calidad de vídeo en lugares concurridos

«Los profesionales sanitarios pueden enviar una transmisión de vídeo con independencia del tráfico general de datos móviles del área geográfica», afirma Morris. «Esto es importante en situaciones de emergencia en lugares concurridos, como un concierto, un estadio lleno o un ataque terrorista, donde normalmente resultaría difícil transmitir vídeo con una buena calidad en 4G usando los sistemas existentes».

El dispositivo móvil utilizado para la partición de red y la emisión de vídeo en tiempo real fue BlueEye, una videocámara profesional vestible de alta definición integrada en unas garfas de seguridad. Estos dispositivos pueden apoyar la toma de decisiones de cribado antes de la llegada de pacientes agudos al hospital, así como el diagnóstico, el tratamiento y la monitorización de forma remota.

Los pacientes reciben un diagnóstico y tratamiento más rápidamente en caso de urgencia médica, lo cual se asocia con unos desenlaces potencialmente mejores. Los responsables de la financiación de la atención sanitaria obtienen una mayor eficiencia gracias al cribado antes de la llegada al hospital, así como una reducción de los traslados y de los gastos de camas hospitalarias si los pacientes son estabilizados en su hogar.

Una vez finalizado el proyecto, la siguiente fase consiste en la comercialización de la cámara BlueEye. En opinión de Morris, otros posibles mercados podrían ser los suministros públicos, de seguridad y policiales.

«Estamos buscando hospitales que deseen participar en el programa piloto de la tecnología de las gafas con videocámara de BlueEye integrada junto con nuestro "software" de visualización y en la nube» concluye Morris.

Palabras clave

Q4HEALTH, emergencia, hospital, paciente, médico, emisión de vídeo en directo, 4G, BlueEye, videocámara
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba