Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

z-BURN — Resultado resumido

Project ID: 781947
País: Suecia
Dominio: Tecnologías industriales, Cambio climático y medio ambiente

Nueva tecnología de calefacción con cero emisiones para los automóviles

La empresa Zemission ha desarrollado un quemador catalítico con cero emisiones para la calefacción de vehículos eléctricos e híbridos. El dispositivo promoverá la aceptación de vehículos eléctricos (VE) enchufables al aumentar su autonomía de conducción.
Nueva tecnología de calefacción con cero emisiones para los automóviles
La creciente popularidad de los VE y los vehículos híbridos eléctricos enchufables (VHEE) está creando una necesidad cada vez mayor de calefactores auxiliares de cabina, debido a que el calor residual de los motores de combustión interna empleados normalmente para calentar el habitáculo no existe o no es suficiente. Esta necesidad es especialmente acusada en climas fríos, ya que diversos estudios demuestran que la batería de los VE sufre una disminución en su autonomía de hasta el 60 % a una temperatura normal de climas fríos de -7 ºC.

Se estima que para el año 2020 se fabricarán unos tres millones de vehículos híbridos, y entre nueve y diez millones para el año 2025. El aumento en las ventas de VE y VHEE están creando asimismo la necesidad de desarrollar calefactores auxiliares accionados por combustible o electricidad. Sin embargo, los calentadores que funcionan con combustible disponibles actualmente producen niveles de emisiones que no cumplen con la normativa vigente, mientras que los calentadores eléctricos consumen la energía de la batería principal, lo que reduce la autonomía del vehículo.

El proyecto z-BURN, financiado con fondos europeos al amparo de Horizonte 2020, abordó este reto al ayudar a la comercialización de un novedoso quemador desarrollado por la empresa sueca Zemission, que utiliza la combustión catalítica para proporcionar una combustión limpia y sin llama. «Hemos desarrollado y evaluado un dispositivo patentado que es sencillo, silencioso, puede funcionar con cualquier biocombustible líquido y presenta una eficiencia superior con cero emisiones», afirma Anders Vestin, director general de la empresa y coordinador del proyecto.

Una solución limpia

La combustión catalítica conlleva la oxidación de combustibles fósiles en presencia de calor y un catalizador. No necesita llama y no produce óxidos de nitrógeno, ya que la temperatura de combustión es relativamente baja. «Nuestra tecnología es radicalmente diferente a la tecnología basada en llama y sus ventajas incluyen una vida útil más larga, resistencia y su tamaño compacto», señala Vestin.

El quemador puede emplearse en calentadores autónomos para evitar el aumento de las emisiones y la disminución rápida de la batería que se experimenta con los calentadores auxiliares comerciales. «Para los vehículos de pasajeros, z-BURN proporciona una solución sin parangón en el mundo que minimiza el impacto de los climas fríos en la comodidad de los pasajeros y el rendimiento del vehículo», explica Vestin. «Para los vehículos comerciales, z-BURN aporta una solución con múltiples aplicaciones, como calefacción para la cabina, calefacción eléctrica y la calefacción por gases de escape tras sistemas de tratamiento».

Comprensión de los clientes y el mercado

Los clientes finales incluyen propietarios de vehículos híbridos en todo el mundo, ya que el quemador tendrá un impacto significativo en la autonomía de conducción y permitirá reducir el tamaño del bloque de baterías. Tal y como explica Vestin: «El principal resultado del proyecto es una mejor comprensión del mercado mundial y las necesidades de nuestros principales clientes. El intercambio de impresiones con nuevos clientes potenciales fue asimismo muy valioso para actualizar nuestro plan de negocios. Por ejemplo, descubrimos que también existe una gran necesidad de esta tecnología para los vehículos pesados de transporte de mercancías».

z-BURN proporcionan una mejor comprensión del mercado y de los requisitos de los clientes, así como de los departamentos de suministro y desarrollo técnico de grandes fabricantes de automóviles, como el grupo Volkswagen. «Logramos una apreciación más profunda de los principales retos a los que se enfrenta actualmente la industria, incluidos qué tipos de vehículos serán los primeros en incorporar la tecnología y dónde reside la mayor disposición para invertir en soluciones. El próximo paso consiste en la industrialización del calentador y establecer la cadena de suministro», concluye Vestin.

Palabras clave

z-BURN, calentador, vehículo eléctrico (VE), vehículo híbrido, quemador catalítico
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba