Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Tecnologías innovadoras para una industria láctea sostenible

La industria láctea representa alrededor del 13 % del sector europeo de los alimentos y las bebidas y es una de las industrias que más agua y energía consume. Por eso, una iniciativa financiada con fondos europeos ha examinado los beneficios económicos y medioambientales de la puesta en práctica de tecnologías y sistemas de gestión del agua innovadores.
Tecnologías innovadoras para una industria láctea sostenible
El proyecto ENREMILK investigó la manera de reducir el consumo de agua y energía en toda la cadena de suministro de la industria láctea. Los miembros del consorcio lograron ahorros significativos y cuantificables a escala piloto y de demostración industrial a través de dos casos prácticos. Estos se basaron tanto en líneas de producción de leche desnatada en polvo y de mozzarella acopladas con sistemas innovadores «in situ» de recuperación de subproductos y tratamiento y reciclaje de aguas residuales.

Los investigadores emplearon una combinación de simulaciones de modelos y ensayos físicos para validar un ahorro del 30 % para el agua y del 20 % para la energía en comparación con el consumo de referencia de los procedimientos existentes en la industria láctea. «Optimizamos tecnologías novedosas empleadas en sistemas clave de producción de productos lácteos para proporcionar ahorros significativos, al tiempo que garantizamos la calidad y la seguridad de los alimentos», comenta la doctora Ana Lucía Vásquez-Caicedo, coordinadora del proyecto.

La iniciativo incluyó herramientas de toma de decisiones para el desarrollo y la puesta en práctica de tecnologías y, además, evaluó su viabilidad tecnológica y económica. «El aspecto más novedoso de este proyecto se basa en la evaluación de la introducción de nuevas tecnologías en un sistema existente en función de los impactos económicos, ambientales y sociales, que están interrelacionados y evaluados a lo largo de todo el proceso», explica la doctora Vásquez-Caicedo.

Uso de nuevas tecnologías

Los investigadores emplearon un «conjunto de herramientas tecnológicas», que incluye la tecnología de cambio de presión para la pasteurización, la tecnología de extrusión para la texturización de la mozzarella y la tecnología de microondas para el precalentamiento de concentrados, así como el vapor sobrecalentado y tecnologías de ciclo cerrado para el secado por pulverización de leche desnatada en polvo. La producción de quark ácido en polvo a partir de cuajada de leche agria empleando la tecnología de microondas para el precalentamiento previo al secado por pulverización dio como resultado un ahorro significativo de agua y energía. Sin embargo, «ENREMILK demostró que en la mayoría de los casos un modelo mixto puede lograr los ahorros deseados, y que la clave es evaluar los supuestos que combinan diferentes tecnologías», afirma la doctora Vásquez-Caicedo.

Los análisis de ciclo de vida, que evalúan los impactos ambientales de todo el proceso de producción, revelaron la importancia de visualizar y cuantificar el impacto de la introducción de nuevas tecnologías en una planta de procesado de productos lácteos. Tal y como explica la doctora Vásquez-Caicedo: «Estos ayudan a determinar en qué medida el uso de energía afecta los impactos relacionados, como la acidificación, la eutrofización y la formación de partículas, e identifican las ventajas y desventajas entre las categorías de impacto ambiental».

Más rápido, más barato y mejor

«Lo que hace único a ENREMILK es la reducción cuantificable del consumo de agua y energía a través de la integración de nuevas tecnologías», manifiesta la doctora Vásquez-Caicedo. Otros beneficios para la industria láctea incluyen la reducción de tiempos, la obtención de productos de mejor calidad y la variabilidad del producto. «El proyecto presenta la integración total no solo de tecnologías innovadoras, sino también la aceptación por parte del consumidor, el mercado, la sociedad y el medio ambiente a través de una evaluación socioeconómica, financiera y ambiental integral», concluye la doctora Vásquez-Caicedo.

ENREMILK apoya a las pymes y la industria láctea a través del ahorro en el consumo de agua y energía y la integración de nuevas tecnologías para mejorar los procesos de producción y alcanzar una mayor sostenibilidad. Esto ayudará a hacer que la industria láctea europea sea más competitiva en el mercado internacional, al tiempo que ayudará a las comunidades locales con más empleos y el logro de nuevas competencias.

Palabras clave

ENREMILK, productos lácteos, agua, energía, industria, tratamiento de aguas residuales, reciclaje, cambio de presión, vapor sobrecalentado, quark ácido
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba