Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

FATIMA — Resultado resumido

Project ID: 633945
Financiado con arreglo a: H2020-EU.3.2.
País: España
Dominio: Alimentos y recursos naturales, Cambio climático y medio ambiente

Nuevas herramientas mejoran la gestión del agua y los nutrientes de las explotaciones agrícolas

Investigadores financiados con fondos europeos han desarrollado nuevas herramientas y servicios de cartografía para ayudar a los agricultores a gestionar mejor la aplicación de nutrientes y agua a sus campos y promover una agricultura sostenible.
Nuevas herramientas mejoran la gestión del agua y los nutrientes de las explotaciones agrícolas
La agricultura intensiva permite ofrecer un suministro seguro de alimentos asequibles, pero consume enormes cantidades de agua y contamina el suelo. Es necesario establecer métodos más sostenibles de producción y gestión de cultivos con urgencia para seguir alimentando a una población cada vez mayor sin poner en peligro el medio ambiente ni la salud pública.

Una agricultura sostenible significa optimizar la rentabilidad y las ganancias de las explotaciones agrícolas con unas aportaciones mínimas, como el agua para riego, los nutrientes, la energía, los pesticidas y los herbicidas. El proyecto FATIMA abordó estos retos desarrollando instrumentos operativos para la agricultura de precisión a gran escala y creando una comunidad dedicada de partes interesadas.

Agricultura de precisión para una mayor eficacia

Los investigadores colaboraron con los agricultores, los gerentes y los decisores del sector agroempresarial y desarrollaron una serie de mapas que abarcan desde las explotaciones agrícolas hasta cuencas fluviales. El proyecto desarrolló herramientas para la agricultura de precisión usando datos de la observación de la Tierra y redes inalámbricas de sensores adaptadas a las necesidades locales, y las desplegó sobre el terreno.

«Creamos mapas de alta resolución para determinar los requisitos de nutrientes y agua a fin de que los agricultores puedan ajustar la cantidad de aportaciones que realmente necesitan para evitar la fertilización excesiva y ahorrar agua», comenta el profesor Alfonso Calera, coordinador del proyecto. Por ejemplo, en la región árida de La Mancha (España), los socios se centraron en garantizar un uso eficaz del agua y de fertilizantes, mientras que en Marchfeld (Austria) la principal preocupación era los problemas de calidad del agua a causa de la agricultura intensiva. Tesalia (Grecia) ha sido declarada región vulnerable debido a la contaminación por nitratos de las aguas subterráneas.

Un sistema de información geográfica en línea (o webSIG) ofrece a las partes interesadas acceso a las herramientas en línea. También se pueden descargar guías exhaustivas para la vigilancia de cultivos, la delimitación de zonas de gestión y el balance de nitrógeno. «La webSIG FATIMA es una plataforma con una aplicación para teléfonos móviles, AgriSat, en la que las pymes pueden conectar con clientes potenciales a través de nuevas herramientas de cartografía y los agricultores pueden encontrar soluciones adaptadas a sus necesidades», explica el profesor Calera.

Un avance aún más interesante es el análisis de coste-beneficio de la explotación agrícola, una herramienta complementaria que ayuda a los agricultores a decidir qué tecnología adoptar o qué servicio adquirir. Esta herramienta permite a los agricultores evaluar la rentabilidad, por un lado, y la viabilidad económica de un servicio específico de FATIMA, por otro.

Nuevas tecnologías adoptadas

La constelación de multisensores desarrollada construida por los satélites Sentinel 2a y 2b de COPERNICUS, junto con Landsat 8, ofrece una herramienta única para facilitar información útil para aplicar una fertilización operativa de dosis variables. Entre sus principales características se incluye su gran repetitividad temporal, que permite hacer un seguimiento de las plantas durante la etapa crítica revelando las interacciones entre suelo, agua y nitrógeno. Además, su alta resolución espacial (10 m) se adapta a la escala de aplicación en el espacio de los fertilizadores y tiene un contenido espectral interesante para la caracterización del estado nitrogenado de las plantas.

FATIMA también exploró las preferencias y la voluntad de los agricultores de adoptar nuevas tecnologías de cartografía a corto plazo, así como nuevos métodos de producción a largo plazo. Según el profesor Calera: «Realizamos encuestas y organizamos grupos temáticos en siete áreas piloto y analizamos los resultados relativos a las estrategias a corto y a largo plazo».

Así, se identificaron condiciones concretas consideradas esenciales para desarrollar los servicios de FATIMA tras la finalización del proyecto. «Estas condiciones incluyen la demostración y validación correcta de las herramientas por parte de los principales usuarios, la obtención de una masa crítica de usuarios comprometidos y el reconocimiento y el apoyo por parte de los responsables políticos y los decisores», afirma el profesor Calera.

En última instancia, la agricultura de precisión, que optimiza la gestión de aportaciones según los requisitos de nutrientes y de agua, tal como promovió FATIMA, es solo el primer paso hacia una agricultura más sostenible. «A largo plazo, también son necesarios cambios en las prácticas agrícolas, como la rotación de cultivos, la agricultura de conservación y la transición a sistemas de producción más sostenibles», señala el profesor Calera.

Palabras clave

FATIMA, agua, nutriente, explotación agrícola, cartografía, webSIG
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba