Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

Sana — Resultado resumido

Project ID: 790659
Financiado con arreglo a: H2020-EU.2.1.1.
H2020-EU.2.3.1.
País: Reino Unido
Dominio: Salud, Tecnologías industriales, Economía digital

Romper el ciclo del dolor: relajarse, dormir y recuperarse

El dolor extremo es muy perjudicial y, a menudo, va acompañado de fatiga, trastornos del sueño, disminución del apetito y cambios de humor. Una nueva tecnología moduladora de la actividad nerviosa trata el dolor y ayuda a conciliar el sueño.
Romper el ciclo del dolor: relajarse, dormir y recuperarse
Richard Hanbury, fundador y director general de Sana Health UK Ltd, quedó parapléjico y con un dolor insoportable a consecuencia de un accidente automovilístico. Los médicos le dieron una esperanza de vida de cinco años debido al dolor severo derivado de una lesión nerviosa crónica. En colaboración con expertos en dolor, sueño y estados de flujo, Hanbury comenzó a investigar la tecnología del estado de flujo y a desarrollar una máscara ocular inteligente para reducir el dolor y mejorar la recuperación. Hoy día, casi diecisiete años después, utiliza una silla de ruedas y continúa el trabajo gracias a la financiación con fondos europeos del proyecto Sana.

Un dispositivo, un sinfín de aplicaciones

«Sana es un dispositivo de neuromodulación que utiliza estimulación audiovisual y un bucle de retroalimentación de la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC) personalizable para cada individuo», explica Hanbury. La máscara desencadena un aumento de la neuroplasticidad, actuando así sobre los niveles de sueño y relajación afectados, lo que le confiere un valor para aplicaciones en áreas de la salud mental, incluidos los trastornos del sueño, el control del dolor, el trastorno por estrés postraumático (TEPT), la conmoción cerebral y el ictus.

El dispositivo utiliza un complejo y patentado patrón de luz y sonido con un sistema de biorretroalimentación de circuito cerrado que equilibra la actividad en los dos hemisferios cerebrales induciendo un estado de flujo. Al aumentar la relajación, el estado de flujo reduce el dolor y, a continuación, puede ayudar a conciliar el sueño en un tiempo promedio de diez minutos.

Analgésico menos invasivo que se puede emplear en cualquier lugar y momento

Las ventajas de la máscara ocular Sana incluyen su acción rápida, personalizada y cómoda sin efectos secundarios negativos. Los resultados positivos a largo plazo radican en que funciona de manera acumulativa para normalizar las rutas nerviosas y que no necesita de prescripción médica.

Las alternativas para inducir este estado incluyen el uso tanto de opiáceos, cuya administración conlleva problemas de adicción, efectos secundarios como el estreñimiento extremo y el riesgo de sobredosis, como de dispositivos implantables para aliviar el dolor, que son extremadamente caros y en ocasiones ineficaces.

Ensayos con resultados convincentes

El proyecto Sana acaba de completar un estudio en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, que contó con setenta y cinco participantes y cuantificó cambios subjetivos en la relajación y el dolor, así como variaciones objetivas en la frecuencia cardíaca. En conjunto, se observó que en los participantes se duplicaban los niveles de relajación, se triplicaba la reducción de los niveles de dolor y se quintuplicaba la recuperación y el sueño.

Este ensayo controlado permitió examinar tanto niveles subjetivos de relajación y reducción del dolor como medidas objetivas de cambios en la VFC como la alta frecuencia normalizada (AFn), que cuantifican el espectro de la densidad de potencia. Hanbury explica: «Elegimos la VFC (AFn) como índice de referencia porque se ha correlacionado con la latencia y la calidad del sueño. Esto quiere decir que cuanto más relajado estés, más alta será tu VFC (AFn), más rápido te dormirás y mejor será la calidad de tu descanso».

En noviembre, un ensayo en el hospital Monte Sinaí examinará a ciento veinte pacientes (la mitad empleando el dispositivo real y la otra mitad con un dispositivo simulado) con diabetes, ictus o lesión cerebral traumática. Este ensayo está diseñado para constituir un ensayo decisivo de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos para Sana.

Listo y esperando a Sana gracias al respaldo financiero

Sana se está preparando para comercializar su dispositivo sin receta médica tras obtener la aprobación de la FDA. Para ello, se han recaudado más de 3 millones de dólares estadounidenses a través de la contribución destacada de la empresa de capital riesgo Founders Fund y a la adhesión del grupo de inversores HealthTech Capital y de tres inversores providenciales del ámbito empresarial.

Las organizaciones que esperan su oportunidad para colaborar en la mejora del sueño, el dolor y el TEPT incluyen veinte equipos deportivos, ocho hospitales y seis fuerzas armadas. El dispositivo de máscara ocular ha ganado varios galardones, a saber: el Under Armour Innovation Sports Tank Award, el Bayer Global Challenge Winner a la colaboración y el primer premio del Rehab Medicine Challenge organizado por el hospital Monte Sinaí y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

El equipo cree que Sana es una herramienta robusta para el control del dolor crónico. El ensayo decisivo de la FDA realizado en colaboración con el hospital Monte Sinaí y el MIT constituye la ruta de acceso al mercado del dispositivo, al que seguirá las ventas a las clínicas especializadas en el tratamiento del dolor y los hospitales. «El control del sueño y el dolor constituye un reto que nadie más está tratando de abordar en la actualidad. La crisis de abuso y adicción a los opioides está sirviendo actualmente para poner de relieve la necesidad de desarrollar opciones no farmacológicas en esta área», concluye Hanbury.

Palabras clave

Sana, dolor, sueño, relajación, nervio, máscara, VFC
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba