Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

MicroPEAT — Resultado resumido

Project ID: 706616
Financiado con arreglo a: H2020-EU.1.3.2.
País: Reino Unido
Dominio: Investigación fundamental, Cambio climático y medio ambiente

Cómo afecta el cambio climático a las reservas de carbono de las turberas

Cantidades ingentes de carbono están atrapadas en las turberas de todo el mundo. Unos científicos medioambientales financiados con fondos europeos investigaron turberas de diferentes regiones del mundo para determinar cómo responderán a un clima cambiante.
Cómo afecta el cambio climático a las reservas de carbono de las turberas
La turba se genera en unos humedales denominados turberas y está compuesta por materia orgánica muerta de plantas y musgos que no se descompone por completo debido a la ausencia de oxígeno. Las turberas se encuentran principalmente en regiones templadas, aunque también existen reservorios significativos de turba en el Ártico y los trópicos. Cualquier cambio en el metabolismo microbiano del carbono de las turberas podría afectar en gran medida a la cantidad de dióxido de carbono (CO2) liberado a la atmósfera y a los niveles de carbono orgánico disuelto (COD) en las masas de agua.

El proyecto MicroPeat, financiado con fondos europeos al amparo de Horizonte 2020, estudió turberas y sus comunidades microbianas asociadas en aras de comprender su ecología y cómo se verán afectadas por el cambio climático. El profesor Chris Freeman, coordinador del proyecto, comenta: «Este estudio mejorará nuestra comprensión de las turberas a escala mundial, prestando especial atención al vínculo entre los microorganismos y el funcionamiento de los ecosistemas. Los humedales representan únicamente el 3 % de la superficie del planeta, pero contienen casi tanto carbono como toda la atmósfera, y por ello son mucho más importantes de lo que cabría esperar».

Estudio a escala mundial

Los investigadores compararon el metabolismo de los microbios relacionados con la turba en regiones árticas, templadas y tropicales y, además, evaluaron cómo la sequía afecta al funcionamiento del metabolismo microbiano, las emisiones de CO2 y metano (CH4) y al COD en las turberas de estas regiones tan dispares. En este contexto, descubrieron la existencia de diferencias notables en características ambientales como los valores de pH, los nutrientes y la concentración de fenol entre las regiones relacionadas con variaciones en el metabolismo del suelo turboso.

«La degradación de la lignina, por ejemplo, era particularmente baja en Gales, donde se detectaron valores más bajos de pH y concentraciones más altas de fenol, mientras que la degradación de la celulosa y la hemicelulosa era bastante parecida entre las regiones», explica la doctora Mora-Gómez, investigadora del proyecto. Por lo tanto, las emisiones de gases medidas sobre el terreno sugieren que las turberas de Gales retienen más CO2 que las turberas del Ártico y Colombia, pero presentan la mayor tasa de emisión de CH4 junto con las turberas colombianas.

Finalmente, el análisis preliminar de las respuestas a la sequía de las tres regiones señala que diferentes características ambientales y posiblemente microbianas del suelo pueden determinar respuestas diferentes del metabolismo edáfico a la sequía. El profesor Freeman comenta: «La degradación de la lignina parece suprimirse por efecto de la sequía en Colombia, mientras que no se observó ningún efecto significativo en el suelo turboso del Ártico y Gales».

Posibles repercusiones

El estudio de las turberas es muy importante en nuestro mundo en constante cambio ya que no solo son reservorios críticos de carbono, sino también productores de CH4. El profesor Freeman recalca: «Los cambios en la función de almacenamiento de carbono de las turberas pueden tener consecuencias importantes como, por ejemplo, la liberación de dióxido de carbono a la atmósfera y COD a los ríos y lagos. Por lo tanto, el conocimiento del funcionamiento de las turberas y el metabolismo microbiano del carbono tiene muchas aplicaciones potenciales de gestión».

MicroPEAT proporciona datos comparativos sobre información crítica relacionada con la gestión de turberas, como las emisiones de gases, el metabolismo microbiano y las respuestas al cambio climático tanto a escala mundial como a escalas regional y local. Según el profesor Freeman: «El éxito de las estrategias de conservación y gestión de los ecosistemas y la biodiversidad requiere nuestra comprensión de estas regiones y las limitaciones fisicoquímicas que pesan sobre ellas».

Los resultados del Ártico son especialmente relevantes debido a los rápidos cambios que está experimentando esta región como consecuencia del cambio climático. Además, el CH4 almacenado en los suelos turbosos polares podría ser liberado a la atmósfera debido a cambios en la temperatura y la precipitación. El profesor Freeman concluye: «Nuestros resultados ponen de manifiesto la importancia de considerar las características ambientales y biológicas locales de cada región si queremos diseñar estrategias eficaces para mitigar los efectos del cambio climático».

Palabras clave

MicroPEAT, turbera, carbono, Ártico, temperatura, metano (CH4), almacenamiento de carbono, tropical, carbono orgánico disuelto (COD), calentamiento de la Tierra
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba