Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

CONCEPT — Resultado resumido

Project ID: 731129
País: Alemania
Dominio: Transporte y movilidad

Un nuevo sistema de carga rápida hace que los autobuses eléctricos sean una solución más atractiva que nunca

La sustitución de las flotas de autobuses diésel por autobuses eléctricos solo será posible cuando estos últimos puedan competir en términos de tiempo de funcionamiento, comodidad, peso y coste. Heliox ha descubierto una solución única a todos estos problemas a través de una nueva tecnología de carga rápida.
Un nuevo sistema de carga rápida hace que los autobuses eléctricos sean una solución más atractiva que nunca
Es posible que aún no haya oído hablar de Heliox, pero si es ciudadano europeo o vive en Chile, la India, Japón, Nueva Zelanda o Singapur y utiliza habitualmente el transporte público, lo más probable es que ya haya subido a un autobús eléctrico impulsado por sus soluciones de carga de última generación. Es más, la empresa apenas está dando sus primeros pasos: su nuevo sistema de carga rápida puede recargar un autobús eléctrico en un intervalo mínimo de dos a cinco minutos.

El salto tecnológico es considerable ya que, en la actualidad, los autobuses eléctricos requieren de una redistribución y recarga de las baterías durante la noche y solo pueden funcionar durante un número limitado de horas al día. No obstante, el cargador rápido de Heliox incluye un sistema de contacto totalmente automatizado y de recarga rápida que proporciona «cargas de oportunidad» durante el funcionamiento. La reciente comercialización de baterías que no necesitan de manera expresa una redistribución de las células durante la noche implica que por fin se está más cerca que nunca de lograr un servicio ininterrumpido, veinticuatro horas al día, siete días a la semana, de autobuses eléctricos.

Mark Smidt, director de desarrollo de negocio de Heliox, comenta: «Cuando un autobús eléctrico se está cargando lentamente durante la noche, no solo no está operativo, sino que su autonomía real de funcionamiento está limitada por el tamaño del bloque de baterías. En cuanto el bloque de baterías se descarga, es necesario llevar a cabo un nuevo ciclo de carga completo que requiere mucho tiempo. Si a este problema le sumamos el hecho de que el bloque de baterías es sin duda el componente más caro del autobús, que tiene un peso considerable y que requiere un espacio que debería utilizarse en su lugar para el transporte de pasajeros, tenemos como resultado un conjunto de factores limitantes que impiden un éxito comercial a gran escala».

Para ser realmente atractivos, los autobuses eléctricos deberían tener un coste total de propiedad (CTP) igual, si no menor, que el de sus homólogos diésel, así como transportar al menos el mismo número de pasajeros sin comprometer la comodidad. Este es el objetivo que Heliox se fijó cuando puso en marcha el proyecto CONCEPT (CONductive fast Charge system for Electric buses in Public Transport) en agosto de 2016.

La idea que subyace a la tecnología de la empresa es que una carga más rápida permitirá, en última instancia, una reducción sustancial del tamaño del bloque de baterías a bordo, con lo que se minimizará el peso del autobús, se ahorrarán costes y aumentará el espacio disponible, así como el tiempo de funcionamiento. El sistema puede conectarse tanto a la red eléctrica de baja tensión (BT) como a la de media tensión (MT) y, además, incluye un circuito de refrigeración optimizado para aumentar la vida útil y reducir el CTP.

«Hasta la fecha, la reacción de los clientes ha sido muy positiva. Hemos recibido un gran interés no solo por parte de fabricantes de equipos originales (OEM) para autobuses, sino también de gestores de transporte público de todo el mundo», comenta Smidt.

El respaldo brindado por el Instrumento PYME de Horizonte 2020 ha permitido a Heliox, que se encuentra actualmente en su segunda fase, desarrollar y demostrar un sistema certificado, rentable y verificado que ha logrado convencer a las partes interesadas de su excelencia operativa.

«Todavía tenemos en marcha dos pruebas piloto que tienen por fin cumplir dos objetivos: el primero es llevar el rendimiento del sistema a la madurez y fiabilidad requeridas por el mercado del transporte público; el segundo es validar y demostrar el rendimiento del sistema a las partes interesadas relevantes del mercado», explica Smidt.

El lanzamiento al mercado ya ha comenzado, y Heliox prevé una fuerte respuesta del mercado en 2019. La empresa está estudiando, asimismo, la expansión regional, no solo en Europa, sino también en los Estados Unidos, con entregas a partir del segundo trimestre de 2019.

Palabras clave

CONCEPT, Heliox, autobús eléctrico, carga rápida, batería
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba