Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

H2020

SMR — Resultado resumido

Project ID: 653569
Financiado con arreglo a: H2020-EU.3.7.
País: España
Dominio: Seguridad

Nuevas herramientas creadas conjuntamente con las ciudades para aumentar la resiliencia

La resistencia, absorción, adaptación y recuperación de peligros o catástrofes es una tarea difícil que las ciudades aún no han resuelto. Consciente de que el tiempo corre, el consorcio del proyecto SMR ha creado un conjunto de herramientas que ayudará a las ciudades de la Unión Europea a conseguir resiliencia.
Nuevas herramientas creadas conjuntamente con las ciudades para aumentar la resiliencia
A medida que se hacen más grandes y más pobladas, y que el cambio climático amenaza cada vez más su seguridad, las ciudades necesitan ser más resilientes. Se trata de un concepto conocido, e incluso de una palabra de moda: una resiliencia alta significa una mayor capacidad para mantener el rumbo frente a las catástrofes, para afrontarlas y recuperarse de ellas con las herramientas y medidas adecuadas. La pregunta es: ¿cómo podemos hacer que las ciudades europeas sean resilientes?

Tradicionalmente, los enfoques de gestión de riesgos han prevalecido en caso de catástrofes: los gestores de crisis prevén los riesgos a los que podrían enfrentarse y asignan una probabilidad independiente a cada uno de estos riesgos. Sin embargo, aunque esto funciona cuando ocurre una sola catástrofe, este enfoque empieza a plantear problemas cuando se trata de riesgos interconectados y acontecimientos imprevistos.

«Recientemente, ha sido mucho más difícil prever las crisis que pueden producirse y, debido a los complejos efectos en cascada, las consecuencias de tales crisis», dice el profesor José María Sarriegi, de la Universidad de Navarra.

Para ser plenamente resilientes, las ciudades necesitan herramientas sistemáticas. Y esto es precisamente lo que el proyecto SMR ha estado proporcionando: un conjunto de herramientas creadas conjuntamente con las ciudades, que les permiten incrementar su resiliencia de una manera eficaz.

El profesor Sarriegi explica: «Hemos elaborado las directrices europeas de gestión de la resiliencia (“European Resilience Management Guideline”), que incluyen cinco herramientas. La herramienta principal es un modelo de madurez que presenta las cinco etapas (inicial, moderada, avanzada, robusta y vertebrada, SMART) por las que debe pasar una ciudad para ser resiliente.

Continúa: «La segunda es un repositorio de políticas y mejores prácticas para ilustrar la aplicación de políticas de resiliencia por parte de diferentes ciudades. La tercera es un modelo de simulación de la dinámica de resiliencia de las ciudades, de modo que estas puedan trabajar en aspectos más cuantitativos, como el presupuesto y el tiempo necesarios para aplicar las políticas definidas».

Y añade: «Nuestra cuarta herramienta es un cuestionario de la sistemicidad de los riegos para explicar los efectos en cascada a los que se enfrentan actualmente las ciudades. Por último, como el desarrollo de la resiliencia de la ciudad requiere la participación de un número significativo de partes interesadas, nuestra quinta herramienta está dedicada al compromiso: el portal de información sobre resiliencia».

A lo largo del proyecto, el profesor Sarriegi y su equipo trabajaron estrechamente con las ciudades de Glasgow, Donostia, Kristiansand, Riga, Roma, Vejle y Bristol para desarrollar, probar y finalmente utilizar las herramientas del proyecto. Estas ciudades no solo han reconocido el valor del marco SMR, sino que también continúan utilizándolo para aumentar su resiliencia.

El profesor Sarriegi comenta con entusiasmo: «Estamos muy contentos con los resultados del proyecto, pero si tuviera que elegir un logro del que me sienta más orgulloso, sería la constitución inicial de la columna vertebral de las ciudades europeas resilientes. Las ciudades son ahora conscientes de que no tiene sentido pensar que pueden resistir por sí solas cuando otras ciudades no lo hacen, y saben que solo la cooperación puede permitirles llegar a ser verdaderamente resilientes».

Aunque el proyecto ya ha finalizado, el consorcio prosigue su labor. Su próximo objetivo es incluir las herramientas SMR en los procesos de estandarización actuales: «Hemos desarrollado tres normas CWA, y ahora estamos haciendo lo posible para que sean relevantes en las normas que se están elaborando a nivel de la Organización Internacional de Normalización (ISO)», concluye el profesor Sarriegi.

Palabras clave

SMR, ciudad, resiliencia, marco, catástrofe, peligro
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba