CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES
Can Direct Democracy Be Scaled? The Promise of Networked Democracy and the Affordances of Decision-Making Software

Can Direct Democracy Be Scaled? The Promise of Networked Democracy and the Affordances of Decision-Making Software

Español ES

¿Se ha cumplido la promesa de una democracia digital?

Las plataformas para la participación política se están convirtiendo en algo habitual para los partidos políticos. Pero aún está por ver si resultarán en una democracia directa y adaptable. A menos que la suerte ya estuviera echada y los resultados amañados. ¿Ha sido así?

SOCIEDAD

© Rasulov, Shutterstock
La unidad de los partidos políticos siempre se ha basado en tener posiciones comunes. En el pasado, eran imprescindibles las concentraciones y reuniones políticas. Sin embargo, en esta era digital, las normas están cambiando y cada vez se observan en Europa más partidos políticos (como Podemos en España, el Movimiento 5 Estrellas en Italia o el Partido Pirata en Alemania) que utilizan plataformas democráticas directas y en línea para aportar a sus miembros un poder nunca visto. A primera vista, estas plataformas parecen herramientas que pueden ayudar a mejorar la democracia interna de los partidos y a establecer objetivos y enfoques claramente definidos. Pero, ¿es así de sencillo? «El “software” suele verse como una herramienta neutral en cuanto a valores y transparente que está a nuestra disposición. El objetivo del proyecto SCALABLE DEMOCRACY (Can Direct Democracy Be Scaled? The Promise of Networked Democracy and the Affordances of Decision-Making Software) era demostrar que todas estas plataformas o “software” de participación tienen integrado un conjunto de valores políticos y suposiciones sobre la democracia que, sin lugar a dudas, afectarán a la naturaleza del proceso de decisión», explica el doctor Marco Deseriis, coordinador del proyecto. Comparativa del «software» de los partidos Al objeto de demostrar la existencia de dichas inclinaciones políticas, desde el proyecto SCALABLE DEMOCRACY se comparó el concepto de democracia interna del partido así como la relación entre los «miembros ordinarios» y la élite del partido en las diferentes plataformas para la toma de decisiones usadas por Podemos, el Movimiento 5 Estrellas y el Partido Pirata. Algunos de estos «software» están principalmente pensados para la deliberación mientras que otros ponen el énfasis en la votación. Ninguno de estos enfoques es ideal: el primero confiere mayor autoridad a los miembros, por lo que puede ser una amenaza para la unidad del partido y, aunque el segundo se puede usar para reforzar el liderazgo y la unidad del partido, esto solo se consigue sacrificando su democracia interna. Las plataformas Participa, de Podemos, y Rousseau, del Movimiento 5 Estrellas, son las menos deliberativas. Los miembros de Participa no pueden presentar propuestas que podrían convertirse en iniciativas del partido, por lo que sus foros son improductivos, y en Rousseau no hay prestaciones deliberativas integradas, como foros y wikis. «Ambas plataformas separan completamente la deliberación del proceso de toma de decisiones, el cual queda exclusivamente a cargo de los mandatarios del partido», observa el doctor Deseriis. LiquidFeedback, la plataforma de participación del Partido Pirata, es la más compleja. Contrasta con las demás por integrar una noción deliberativa de la democracia. Sin embargo, debido a no haber tenido una acogida uniforme por parte de todos los miembros del partido, a la larga, tampoco ha podido escalar las deliberaciones de nivel local a nivel nacional, lo que ha originado un conflicto entre los usuarios de la plataforma y aquellos que no la usan. «Software» engañoso En definitiva, la respuesta a la pregunta principal del proyecto SCALABLE DEMOCRACY: ¿se puede escalar la democracia?, es básicamente negativa. «A menos que nos limitemos a un concepto liberal o minimalista de participación democrática, como votar, el impacto de estas plataformas para las instituciones de la democracia representativa parece ser muy limitado. Dichas limitaciones son principalmente de carácter político y en segunda instancia, tecnológicas. En todos los casos, la dirección estratégica de los partidos está controlada totalmente por la parte gubernamental y central de estos y solo consultan a los miembros cuando lo necesitan y dentro de unos límites establecidos», explica el doctor Deseriis. En este sentido, la principal conclusión de SCALABLE DEMOCRACY es que dichas plataformas solo escalan la democracia directa en el sentido limitado de agregación por preferencia (el modelo del referéndum). «Aunque es tecnológicamente posible reinventar la democracia directa como un proceso deliberativo de mayor distribución, se requiere mucho más que tecnología para conseguirlo. Los partidos tendrían que contar con un alto nivel de confianza mutua y los mismos enfoques políticos», concluye el doctor Deseriis. SCALABLE DEMOCRACY se llevó a cabo gracias al respaldo del programa Marie Curie.

Palabras clave

SCALABLE DEMOCRACY, democracia digital, «software» de toma de decisiones, LiquidFeedback, Partido Pirata, Movimiento 5 Estrellas, Podemos, Participa, Rousseau, deliberación, votar, partidos políticos

Información del proyecto

Identificador del acuerdo de subvención: 701513

  • Fecha de inicio

    1 Septiembre 2016

  • Fecha de finalización

    31 Agosto 2018

Financiado con arreglo a:

H2020-EU.1.3.2.

  • Presupuesto general:

    € 180 277,20

  • Aportación de la UE

    € 180 277,20

Coordinado por:

SCUOLA NORMALE SUPERIORE

Este proyecto figura en…