Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

EURAMP — Resultado resumido

Project ID: 507645
Financiado con arreglo a: FP6-IST

El fin de los atascos en las autopistas europeas

Los atascos en los accesos a las autopistas provocan retrasos, daños en el pavimento y situaciones de peligro en la carretera de la que parte la rampa de acceso. Un estudio realizado por un proyecto europeo ha ampliado los conocimientos sobre cómo reducir el tiempo de espera de los conductores hasta que acceden a la autopista.
El fin de los atascos en las autopistas europeas
La espera en un acceso a una autopista congestionada plantea numerosos problemas en la infraestructura viaria y en los conductores, por ejemplo degradación de la infraestructura, reducción de la seguridad, contaminación excesiva y por supuesto retrasos y un estado de frustración para el conductor.

Un control de acceso es la solución más directa y efectiva. El sistema consiste simplemente en un semáforo dotado de un controlador de señal que regula el tráfico que accede a la autopista. Los controles de acceso se instalan para reducir el volumen de tráfico que se incorpora a la autopista reteniéndolo en la vía de acceso. Otra ventaja de este sistema es que evita la incorporación de un gran número de automóviles a la vez.

Gracias a la financiación aportada por la UE, el proyecto Euramp se dedicó a promover y armonizar controles de acceso en las autopistas europeas que aumenten la seguridad y la eficiencia del flujo de vehículos. Los experimentos se realizaron en cuatro autopistas europeas y en otra más de Tel Aviv (Israel). Además se crearon dos espacios virtuales para realizar simulaciones.

Los resultados del proyecto Euramp mostraron que el uso de controles de acceso puede generar enormes beneficios sociales en cuanto a la eficiencia de los desplazamientos y eliminar retrasos en horas punta y sentimientos de frustración en los conductores. En el plano económico se evitan daños en la infraestructura.

Distintos niveles de control electrónico mostraron que el control coordinado es mejor que cualquier otro sistema de control local puesto a prueba. No obstante, la descoordinación de los semáforos provoca diversos problemas. Cualquier conductor sabe que el retraso que provoca la espera en los accesos puede ser peor que los beneficios que se obtienen una vez en la autopista. Por esta razón es básico regular el sistema en función de la hora, las condiciones climatológicas y la intensidad del tráfico.

Un transporte seguro y eficiente es fundamental para la prosperidad de la economía. La mejora de las condiciones del transporte rodado impulsará el desarrollo económico y social de la UE en su ampliación.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba