Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La investigación oceanográfica toma impulso gracias a los satélites

Centros oceanográficos activos en la actualidad han introducido datos de observación de la Tierra (EO) de la Agencia Espacial Europea (ESA) en nuevos modelos informáticos de los océanos del planeta.
La investigación oceanográfica toma impulso gracias a los satélites
El proyecto Gocino ha dado impulso a la actividad investigadora actual en el campo de la oceanografía al difundir y aprovechar datos facilitados por la misión satelital GOCE (Explorador de la Circulación Oceánica y de Gravedad). El GOCE es una nueva clase de satélite de observación de la Tierra (EOS) capaz de medir el campo gravitatorio de nuestro planeta. La recopilación de datos precisos permite el pleno aprovechamiento de la información sobre la altura superficial del mar al realizar análisis y modelos de la circulación oceánica. Ello incluye determinar la topografía dinámica media (mean dynamic topography, MDT).

La MDT es la diferencia entre la superficie marina media y la superficie hipotética de la Tierra que coincide con el nivel hipotético del mar en calma prolongada sin tener en cuenta los accidentes geográficos, lo cual se denomina geoide. Esta MDT facilita la superficie de referencia para investigar la circulación oceánica y para obtener datos de altimetría satelital. Varios institutos que trabajan con altimetría satelital facilitaron información relativa a las superficies marinas medias.

Los responsables del proyecto Gocino integraron los datos del satélite GOCE en cuatro sistemas oceanográficos y un sistema de previsión estacional. El consorcio organizó congresos científicos para difundir estos conocimientos entre centros operativos nacionales y regionales. Del mismo modo, la página web del proyecto se usó para divulgar información, lo que fomentó la adquisición de conocimientos y competencias en el seno del consorcio y su plena accesibilidad para los usuarios operativos de datos del GOCE.

Los resultados de Gocino han contribuido a elaborar modelos informáticos más exactos que facilitan a la comunidad científica una comprensión más profunda de los oceános. Esta información se antoja especialmente relevante en una época en la que el planeta se encuentra sometido al cambio climático y a sus efectos sobre la circulación oceánica.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba