Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Las campanas de Europa seguirán repicando

Al repicar, las campanas de las iglesias soportan fuerzas muy intensas y tras muchos años acaban por sufrir daños.
Las campanas de Europa seguirán repicando
El proyecto Probell («Mantenimiento y protección de campanas») se creó para conservar el excepcional patrimonio cultural de Europa prolongando la vida útil de las campanas de iglesia mediante la realización de reparaciones y el descubrimiento de las mejores condiciones para repicar. En el proyecto financiado con fondos comunitarios participaron nueve pequeñas y medianas empresas (PYME) históricas y modernas dedicadas a la fundición de campanas y a la fabricación de badajos.

El servicio profesional del consorcio redujo el coste de las reparaciones y el riesgo que suponían las campanas y los badajos para las personas y los bienes. Datos fidedignos del proyecto permitieron a los especialistas desarrollar equipos y procedimientos fiables para prever los daños a las campanas. También se crearon herramientas para evaluar el sonido de las campanas nuevas antes de su fundición y se trabajó para mantener una mejor calidad musical.

Además, los responsables del proyecto contribuyeron a elaborar nuevas normas para la instalación de campanas similares a la recién definida DIN4178 para los campanarios de las iglesias y sus campanas. Además, el consorcio creó un centro para brindar asesoramiento técnico a las iglesias, las fundiciones, los fabricantes de badajos y a todos aquellos relacionados con las campanas y los campanarios.

Gracias al consorcio del proyecto Probell, las campanas de Europa se mantendrán con esmero y podrán ser apreciadas por las generaciones futuras.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba