Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un método mejorado para convertir el biogás en hidrógeno

El biogás es un combustible barato y abundante, pero no excesivamente limpio. Se trata de una fuente de energía renovable que se puede obtener a partir de residuos agrícolas y urbanos.
Un método mejorado para convertir el biogás en hidrógeno
Combinado con una pila de combustible de membrana de intercambio de protones (PEM), el biogás se puede transformar en hidrógeno, que a su vez puede emplearse como carburante para vehículos y centrales de generación de energía.

Por desgracia, el sistema no es tan perfecto como parece a simple vista. Las impurezas presentes en el biogás corroen la membrana y otros componentes. Para hacer que sea atractivo desde el punto de vista financiero, es preciso superar este defecto. El proyecto «Desarrollo de un sistema de reformado de biogás para la producción de hidrógeno destinado a pilas de combustible de PEM» (Bio-Hydrogen) se puso como meta lograr tal objetivo.

La Unión Europea financió los trabajos de laboratorio del proyecto destinados a investigar distintas formas de purificar el biogás, técnica también conocida como reformado. Se evaluó la efectividad de varias alternativas a los catalizadores tradicionales basados en el níquel, aplicadas en distintas fases del proceso de reformado. Entre los gases sometidos a pruebas figuraban el metano y un biogás modelo, ambos enriquecidos con un compuesto con contenido en azufre, para evaluar la resistencia a la contaminación.

Los nuevos catalizadores funcionaron bien y cumplieron una serie de importantes criterios relacionados con la durabilidad, la disponibilidad y el precio, pero seguían adoleciendo de un problema: se «intoxicaban» al utilizar biogás rico en azufre. El equipo de Bio-Hydrogen trabajó para determinar si la solución sería eliminar las impurezas problemáticas antes del reformado, medida que salvaguardaría las pilas de combustible PEM. Con este fin, se construyó una matriz de biofiltros organizados con una configuración de biotrickling (biofiltrado por escurrimiento o percolación), para potenciar al máximo la eliminación de siloxanos y otros agentes contaminantes.

Los resultados de Bio-Hydrogen constituyen un avance considerable en pos del objetivo de desarrollar un sistema rentable para producir hidrógeno a partir de biogás.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba