Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

SANES — Resultado resumido

Project ID: 17310
Financiado con arreglo a: FP6-NMP
País: Hungría

Nueva generación de sensores de gas

Una nueva tecnología de sensores permite detectar la presencia de muchos tipos de gases distintos simultáneamente. Esto es posible gracias a avances en la nanotecnología y en la ciencia más puntera.
Nueva generación de sensores de gas
Se ha comprobado que la nanotecnología y, en particular, los nanotubos de carbono (CNT) son útiles para detectar compuestos químicos y bioquímicos en la atmósfera, lo cual los convierte en componentes valiosos para obtener sensores ambientales. Aunque estos sensores pueden ser muy útiles en ecología, salud, la industria del automóvil y para uso doméstico, todavía no se ha alcanzado su máximo potencial.

El proyecto SANES («Sensores nanoelectrónicos autoajustables integrados»), financiado por la Unión Europea, trabajó en el desarrollo de un dispositivo sensor más avanzado, versátil y preciso. El concepto SANES es capaz de ajustarse automáticamente y volverse a configurar para sondear el entorno de forma eficiente y precisa.

Dentro del proyecto SANES se ha obtenido un dispositivo sensor con una capacidad superior de multiplexación que reacciona a los cambios y ajusta los elementos sensores individuales para que su selectividad química se mantenga elevada. Por ejemplo, puede medir varias propiedades medioambientales distintas simultáneamente. Gracias al concepto de detección mejorada por fluctuación (FES) y al diseño del chip Oulu, que utiliza cuatro sensores independientes controlables por software, se han realizado avances tecnológicos.

El proyecto ha dado lugar a un prototipo de sensor que superó las expectativas y mostró una selectividad espectacular, pudiendo distinguir 16 gases distintos y en muy bajas concentraciones. Con ello se obtuvo el primer dispositivo fabricable en serie que utiliza nanotubos aislados como elementos sensores. Esta tecnología supone una mejora extraordinaria frente a los sensores semiconductores actuales, que miden propiedades únicas por separado.

El consorcio del proyecto SANES tiene previsto orientarse hacia determinados nichos de mercado con el fin de explotar la tecnología, en particular para quienes piden una alta sensibilidad y versatilidad del sensor, y posibilidades de reconfiguración. Industrias, empresas, vehículos, dispositivos y hogares se pueden beneficiar muchísimo de la seguridad y la protección que se consigue con estos sensores.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba