Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Huesos «sedosos»

Una iniciativa financiada con fondos comunitarios ha desarrollado material de sustitución óseo para el tratamiento de fracturas. Los logros del proyecto tienen implicaciones de gran envergadura para usos ortopédicos en general.
Huesos «sedosos»
La investigación con células madre combinada con el desarrollo de novedosos biomateriales implantables suponen una gran promesa para la reparación de tejidos y medicina regenerativa. La ingeniería de tejidos constituye una tecnología nueva y emergente para la sustitución de tejidos. Especialmente en el caso del hueso, existe una creciente necesidad clínica para el desarrollo de nuevos materiales de injerto. Estos podrían aliviar muchos problemas derivados del uso de cables, placas metálicas o aloinjertos óseos.

Los materiales implantables tienen que cumplir ciertos requisitos mecánicos y estructurales, como una total absorción, resistencia y elasticidad. Además, necesitan poder guiar y mejorar la regeneración tisular, y permitir el crecimiento y expansión de células madre tisulares.

El proyecto Silkbone («Desarrollo y evaluación de componentes de seda mineralizados para aplicaciones ortopédicas») tenía la finalidad de desarrollar un biomaterial fabricado con proteínas de fibras de seda como base de la estructura ósea. El consorcio de científicos europeos desarrolló procesos patentados para el procesamiento de fibras de seda y proteínas de calidad para incorporarlas en estructuras porosas tridimensionales (3D). Estas proteínas compartían una gran similitud con las proteínas que se encuentran en el hueso natural y se demostró que la matriz creada tenía una gran elasticidad y resistencia a las fuerzas de compresión.

Las propiedades «biomiméticas» únicas del material de sustitución ósea resultante lo hacen ideal para el uso en varias aplicaciones ortopédicas, incluyendo la sustitución ósea y los procedimientos de revisión. Estos pueden usarse para tratar fracturas derivadas de la osteoporosis y lesiones óseas en pacientes con cáncer.

La tecnología de las proteínas de seda se aplicó tanto al desarrollo de otros materiales implantables para la reparación de cartílago y la cicatrización de heridas, como a la regeneración de nervios. Los procesos para el crecimiento de células madre y los ensayos para la biocompatibilidad de los materiales de trasplante se perfeccionaron, ofreciendo una inestimable habilidad a las pequeñas y medianas empresas (PYME) del consorcio.

Los logros del proyecto Silkbone contribuyeron significativamente al mercado de biomateriales implantables innovadores. Los éxitos en esta área facilitarán la aplicación más amplia de esta tecnología para la medicina regenerativa.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba