Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Nuevas piscinas para peces nuevos

Un proyecto financiado con fondos europeos ha logrado crear piscifactorías efectivas y productivas en el este africano. Para reducir la presión que se cierne sobre estas regiones poco desarrolladas económicamente se evaluaron distintos criterios relacionados entre sí.
Nuevas piscinas para peces nuevos
La zona abarcada por Etiopía, Kenia y Uganda precisa la creación de espacios adecuados para la cría de peces en cautividad. Para dar con los emplazamientos más adecuados, el proyecto Bomosa («Integración de los sistemas de piscifactoría en jaulas Bomosa en embalses, estanques y masas de agua temporales en el este de África») utilizó como criterios protocolos referentes a la tecnología de piensos y el transporte de crías. Los socios del proyecto iniciaron un sistema «hub and plot» compuesto por centros de información y venta de productos y parcelas dedicadas a la piscifactoría conducentes a integrar la agricultura y la acuicultura con el fin de aliviar la pobreza en estas regiones.

Se crearon parcelas de evaluación en tres regiones con cuatro zonas climáticas: humedales, llanuras aluviales y lacustres, tierras de monte y regiones semiáridas. Además de utilizar teledetección en la evaluación de zonas potencialmente adecuadas para los nuevos emplazamientos, se comprobó que cada una cumpliese criterios como un bajo coste, fiabilidad, alta precisión, sencillez y universalidad.

Además, se trataron temas relacionados con la salud pública y animal que garantizasen por completo la seguridad alimentaria. Esto incluyó la evaluación de la calidad del agua como un factor crítico de la salud animal. Para evitar la introducción de organismos parásitos en el ciclo alimentario humano se determinó que sería suficiente con cocinar el pescado.

Bomosa también evaluó métodos de alimentación, desarrolló paquetes de piensos y opciones de almacenamiento. Así mismo se procedió al estudio de distintos subproductos agrícolas en función de su valor nutricional y se establecieron criterios para ingredientes que se podrían introducir en la dieta en concordancia con su abundancia y disponibilidad local.

El éxito económico de estas parcelas era crítico pues de él dependería el de cada productor. Por ello se definieron varias estrategias que redujeran la mortalidad de los peces durante las labores de transporte y que aumentasen la productividad en términos generales así como distintas técnicas de ahumado para generar conservas que absorbiesen la sobreproducción.

Bomosa también prestó atención a factores de aceptación social como los beneficios aparentes y éticos y aspectos de gestión y medioambientales. Las soluciones ofrecidas permitieron desarrollar una estrategia que maximizara el carácter sostenible de la producción y la continuación de un plan de información tecnológica tras la finalización del proyecto.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba