Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un estudio a fondo de la costumbre de comer fuera en Europa

Comer fuera se está convirtiendo en una costumbre diaria en Europa. Un equipo de investigadores estudió el motivo de que los europeos coman fuera y el tipo de alimentos consumidos.
Un estudio a fondo de la costumbre de comer fuera en Europa
La vida moderna ha conducido a que se coma fuera con más frecuencia, una costumbre que suele ir aparejada a opciones dietéticas desaconsejables y una ingesta de nutrientes poco equilibrada. Una dieta sana puede provocar el incremento de la prevalencia de enfermedades de origen dietético como la obesidad y la diabetes. Comer fuera es una costumbre cada vez más extendida sobre todo entre los adolescentes, a quienes conviene orientar sobre lo que constituye una dieta saludable. Sin embargo, se dispone de información escasa sobre la frecuencia con la que se come fuera en Europa y sobre los alimentos que se consumen.

El objetivo principal del proyecto Hector («Comer fuera: hábitos, factores determinantes y recomendaciones para los consumidores y el sector europeo de la restauración») era investigar los patrones que caracterizan a la costumbre de comer fuera entre las distintas poblaciones europeas. Se analizaron varios aspectos relacionados con esta costumbre, entre ellos el estilo de vida, características sociodemográficas y tipos de alimentos consumidos. Los responsables del proyecto elaboraron un marco en el que hacer un seguimiento y una evaluación de las opciones alimentarias en quince países europeos por medio de encuestas de nutrición individual (Individual Nutrition Surveys, INS) y encuestas de presupuestos familiares (EPF). Se formó una red activa de especialistas en nutrición cuyo objetivo era comprender el comportamiento observado a la hora de comer fuera en toda Europa y, posteriormente, promover alternativas saludables.

De Hector salió la primera base de datos centralizada y especializada en el consumo de comida fuera del hogar en numerosos países de Europa. Gracias al análisis de los datos que contenía, esta base de datos proporcionó un medio excelente para evaluar los patrones de consumo de alimentos fuera del hogar y ayudó a los investigadores a extraer conclusiones relativas a las distintas poblaciones europeas.

Asimismo, los socios del proyecto crearon herramientas con las que concienciar sobre la importancia de comer alimentos sanos y recomendar al sector de la restauración formas de elevar la calidad de los alimentos servidos.

En definitiva, el proyecto Hector constituyó una iniciativa extraordinaria para reunir a la comunidad científica, asociaciones de consumidores y empresas de restauración con el objetivo común de comprender las características y los factores que determinan los patrones seguidos cuando se come fuera de casa en Europa. Se espera que las conclusiones de este estudio contribuyan en gran medida a mejorar la calidad y la seguridad de los alimentos escogidos al comer fuera de casa.

Información relacionada

Temas

Food
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba