Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

ISCC — Resultado resumido

Project ID: 502743
Financiado con arreglo a: FP6-SUSTDEV
País: Alemania

Electricidad ecológica obteniendo hidrógeno a partir del carbón

La Unión Europea está decidida a desarrollar formas de energía alternativas que reduzcan su dependencia de los combustibles fósiles, proporcionen energía de forma sistemática y fiable y, al mismo tiempo, reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Investigadores financiados por la UE han desarrollado un método de producción de gas rico en hidrógeno a partir del lignito, disponible en abundancia. Este método es respetuoso con el medio ambiente, muy eficaz y promete acercar a Europa a sus objetivos, además de mejorar su competitividad en el mercado de las energías alternativas.
Electricidad ecológica obteniendo hidrógeno a partir del carbón
El carbón abunda en muchos países y se utiliza para producir electricidad mediante un proceso conocido como ciclo combinado de gasificación integrada (CCGI). Aunque el CCGI es eficiente, la combustión de carbón es responsable de aproximadamente un tercio de las emisiones de origen humano de dióxido de carbono (CO2). Además, este proceso acarrea numerosas dificultades técnicas relacionadas con la corrosión, los contaminantes y los yacimientos.

El proyecto ISCC («Nueva tecnología de captura in situ para la gasificación de combustible sólido») se creó para desarrollar la tecnología denominada captura in situ de CO2 (ISCC). Esta tecnología emplearía lignito de baja calidad en un proceso de gasificación, generando al mismo tiempo un gas rico en hidrógeno y permitiendo una captura y un almacenamiento eficientes del CO2.

Los investigadores basaron sus experimentos en el proceso de gasificación mejorada con cal (LEGS). La LEGS utiliza un gasificador para producir gas rico en hidrógeno a partir de lignito, utilizando como sorbente cal (CaO) para la absorción de CO2 a altas temperaturas. Para regenerar la cal, el sorbente cargado de CO2 atraviesa un segundo reactor, un regenerador que recicla la cal y produce un flujo concentrado de CO2 (calcinado) de gran pureza, adecuado para el almacenamiento.

Los numerosos ciclos de calcinación-carbonación requieren un sorbente química y físicamente estable. Los investigadores identificaron la caliza natural como el ligante del CO2 de mayor disponibilidad y rentabilidad. Los cálculos indicaron que para conseguir producir un flujo de CO2 concentrado al 95 % son necesarias presiones y temperaturas elevadas (más de 1 000 grados Celsius) para las que hay pocos datos disponibles. Por ello, los investigadores evaluaron los parámetros del proceso de regeneración e identificaron sus límites superiores.

Finalmente, realizaron simulaciones de seis centrales eléctricas diferentes y demostraron que el proceso ISCC constituye una tecnología energética alternativa segura y rentable que reduce las emisiones de GEI. De esta forma, ISCC contribuye a que se alcancen los objetivos de la UE relativos a la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles. Además, a diferencia del proceso CCGI, puede utilizarse combustible de baja calidad con alto contenido de azufre sin necesidad de modificar las centrales eléctricas actuales. Dado que el proceso ISCC utiliza materiales fácilmente disponibles y baratos, la comercialización de estos conceptos debería ayudar a Europa a pasarse a formas alternativas de energía que supongan un ahorro y beneficien al medio ambiente.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba