Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Reducción de robos de la propiedad intelectual a un coste asequible

Se considera robo de la propiedad intelectual (PI) todo uso intencionado de dispositivos electrónicos para obtener, almacenar y transferir información confidencial. Es un delito muy extendido en esta era de la gestión de datos digitalizados y constituye una amenaza en aumento para la competitividad de muchas pequeñas y medianas empresas (PYME) europeas.
Reducción de robos de la propiedad intelectual a un coste asequible
Concretamente, las 750 000 PYME de tecnología punta existentes en la UE generan 120 000 solicitudes de patentes cada año y atribuyen a su PI el 82 % del valor de sus negocios. Actualmente, la única medida preventiva de la que se dispone contra el robo de PI cuesta cerca de 48 000 euros al año, un monto prohibitivo para la mayoría de PYME.

Aparte de dichas empresas de tecnología punta, cuya PI es evidente, hay otras PYME vulnerables al robo de PI, entre ellas 120 000 gabinetes jurídicos, 250 000 gestorías y 200 000 aseguradoras. Este robo da lugar, entre muchos otros resultados, a fraude en inversiones, créditos de seguro falsos y malversación de fondos.

El proyecto Safetalk («Desarrollo de un detector mediante análisis espectral armónico por radiofrecuencia de barrido continuo») se diseñó con el objetivo de crear un portal con el que detectar varios dispositivos electrónicos que se utilizan para cometer robos de PI. La detección y la identificación de tales aparatos permite prevenir que posteriormente sus propietarios penetren en espacios confidenciales, de modo que se reducen los casos de robo de PI.

El equipo de Safetalk creó un sistema de detección e identificación de coste asequible que podría redundar muy positivamente en la competitividad de las PYME de Europa. También puede contribuir a proteger a los ciudadanos europeos frente al uso ilícito de su información personal. Por último, se espera que este sistema proporcione una ventaja competitiva a los fabricantes europeos de aparatos de vigilancia y contravigilancia, de forma que compitan al nivel de los grandes proveedores norteamericanos que participan en este sector lucrativo y en expansión de la economía.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba