Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

MICROMAIZE — Resultado resumido

Project ID: 36314
Financiado con arreglo a: FP6-FOOD
País: Francia

Sustitución del fertilizante en el cultivo del maíz

El cultivo agrícola actual del maíz se basa en el uso intenso de fertilizantes químicos. Esto está a punto de cambiar con las nuevas estrategias de inoculación de microorganismos desarrollada por científicos europeos.
Sustitución del fertilizante en el cultivo del maíz
El maíz es un cereal cultivado ampliamente por todo el mundo en diversos ambientes agro-ecológicos. Procede de México y se importó a Europa sin los microorganismos beneficiosos que alberga en su raíz, por lo que necesita utilizar fertilizantes para su nutrición. Sin embargo, las plantas sólo absorben una fracción de los fertilizantes químicos, mientras que el resto plantea un riesgo ambiental grave. Por lo tanto, resulta crucial poder desarrollar estrategias agrícolas alternativas para mantener el rendimiento del cultivo y proteger el medio ambiente.

El objetivo principal del proyecto Micromaize («Tratamiento de los microorganismos beneficiosos para los cultivos para equilibrar el uso de fertilizantes en el monocultivo del maíz»), financiado con fondos comunitarios, era desarrollar nuevas prácticas para cultivar el maíz utilizando menos fertilizantes químicos. Para lograrlo, los socios del proyecto se centraron en la utilización de microorganismos beneficiosos para los cultivos (Azospirillum, Pseudomonas y Glomus) que ayudarían al maíz a extraer del suelo el nitrógeno y el fósforo y modular su equilibrio hormonal.

Para controlar las interacciones planta-microorganismo y valorar la respuesta del maíz a la inoculación, los investigadores desarrollaron nuevas herramientas de investigación, en concreto tecnología de micromatrices, biosensores y perfiles metabolómicos de la planta. Además, el proyecto Micromaize demostró la importancia de hacer coincidir los inoculantes microbianos y el genotipo del maíz para obtener resultados óptimos. Las nuevas estrategias de tratamiento de los microorganismos se sometieron a prueba en diferentes lugares en Europa y México. Se cuantificaron sus efectos sobre la producción de los cultivos, la calidad y la seguridad alimentaria y se divulgaron las mejores prácticas a los agricultores.

Los descubrimientos de Micromaize proporcionaron una nueva perspectiva sobre el papel beneficioso para las plantas que tenían varios microorganismos y tendrán un impacto considerable en la investigación agrícola para el control del funcionamiento inoculante. Además, las estrategias de inoculación microbiana serán compatibles con las nuevas prácticas para cultivar el maíz, ahorrando dinero y protegiendo el medio ambiente del uso excesivo de fertilizantes químicos.

Información relacionada

Temas

Food
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba