Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

RESIST — Resultado resumido

Project ID: 29052
Financiado con arreglo a: FP6-CITIZENS

Eliminar las desigualdades en la ciencia y la tecnología

La Unión Europea financió un estudio exhaustivo sobre la manera de garantizar una distribución igualitaria de los beneficios que traen consigo las nuevas tecnologías, salvando diferencias sociales y económicas.
Eliminar las desigualdades en la ciencia y la tecnología
Las indagaciones realizadas sobre el ámbito de la ciencia y la tecnología (CyT) han sacado a relucir que los avances tecnológicos ni reducen ni agravan las desigualdades sociales, sino que éstas se encuentran arraigadas y generalizadas en el mismo tejido de los sistemas de CyT. Por tanto, cabría esperar que el desarrollo de una economía del conocimiento global no haría sino agrandar la brecha entre los privilegiados y los desfavorecidos.

Para evitar que esta tendencia se agrave, se puso en marcha el proyecto Resist («Investigación de las desigualdades en la ciencia y la tecnología»), que abordó las tres formas principales de desigualdad en CyT: las diferencias estructurales, representativas y distributivas. Los investigadores del proyecto abordaron el estudio desde dos ángulos, tratando de comprender los procesos que alimentan las desigualdades y también sistemas que permitirían menguar la falta de equidad en la distribución de recursos.

Resist examinó cuatro ámbitos específicos mediante los que debían manifestarse las desigualdades: los marcos políticos, la migración internacional de los más cualificados, mecanismos recientes de responsabilidad social y los impactos socioeconómicos de las nuevas tecnologías. Este planteamiento se basaba en la creencia de que por medio de estos canales podían conseguirse los mejores resultados posibles en cuanto a menguar las diferencias.

Los investigadores del proyecto recalcan la necesidad de contar con un conjunto de indicadores mucho más amplio para así reflejar las repercusiones de las desigualdades en cuestiones como la salud y la felicidad. En cuanto a la responsabilidad civil, recomiendan transparencia en la responsabilidad y —para que la efectividad sea máxima— una combinación de implicación pública directa y la aplicación de principios de responsabilidad civil basados en indicadores.

Las intervenciones públicas pueden obedecer a dos conceptos fundamentales. En primer lugar, que una gama de grupos responsables de conformar la tecnología informe de la manera en que la ciencia y la tecnología se emplean en su sociedad, dependiendo de sus características. Otra opción es que los países configuren el tejido científico de la sociedad y amplíen la propia innovación para fomentar la absorción de la tecnología. Conviene desarrollar diversas versiones de la nueva tecnología que funcionen bajo un abanico de circunstancias más amplio.

Con respecto a los aspectos económicos de las innovaciones, corresponde a las autoridades políticas y normativas repartir los costes y los precios de manera justa y crear las condiciones conducentes a una propagación homogénea de los beneficios. Un ejemplo de intervención pública responsable en aras de una disponibilidad más amplia podría ser la distribución de insulina recombinante a todos los necesitados de ella a través de la sanidad pública.

El equipo de Resist reconoce que las tecnologías de nueva aparición no suelen ejercer el mismo impacto en todas las sociedades del planeta. No obstante, la diversidad de colectivos a nivel mundial no tendría por qué ser óbice para que las consecuencias sean universalmente igualitarias.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba