Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Una iniciativa paneuropea para obtener piensos más seguros

La normalización de los controles aplicados a los piensos para animales es una de las prioridades de Europa. Un proyecto europeo acaba de completar un estudio de gran calado sobre la normativa y las prácticas al respecto en los Estados miembros.
Una iniciativa paneuropea para obtener piensos más seguros
El pienso contaminado es perjudicial para la salud animal y el impacto negativo de las impurezas y las toxinas puede amplificarse según se asciende en la cadena alimenticia y puede socavar incluso la calidad de los alimentos a la venta. Con el fin de que los distintos proyectos científicos dedicados a la seguridad de los piensos no dejasen ningún ángulo muerto, el proyecto FEED-SEG («Piensos sanos para la seguridad: difusión de resultados de investigaciones sobre calidad de piensos financiadas con fondos de la Comisión Europea») reunió a un equipo de expertos industriales y académicos pertenecientes a distintos ámbitos.

El consorcio FEED-SEG se propuso redactar recomendaciones políticas sobre el contenido y la seguridad de los piensos y señalar las vías científicas más propicias para la mejora de la calidad de los piensos. La identificación de sustitutos de los promotores del crecimiento antibacterianos fue una de las labores más urgentes efectuadas por FEED-SEG.

El intercambio de información y la cooperación facilitarán la solución de distintos aspectos como los relacionados con los residuos, las impurezas, los patógenos, los antibióticos y los promotores del crecimiento. Con esta información, las autoridades normativas podrán establecer con más facilidad límites paneuropeos generales a los contaminantes.

Una parte fundamental del proyecto fue la realización de una encuesta con la que se averiguó el nivel de investigación y desarrollo sobre directrices que se ha alcanzado en todos los Estados miembros de la Unión Europea y países candidatos asociados. Los resultados de la encuesta muestran diferencias importantes en las políticas dedicadas a los piensos en cada país. Otra deficiencia importante en algunos países de la UE es la falta de laboratorios en los que detectar contaminantes, sobre todo los importados de terceros países. Estos factores se ven agravados por el nivel inadecuado de financiación científica del que adolecen varios países.

FEED-SEG redactó una serie de recomendaciones importantes en relación a la seguridad de los piensos para animales. La más importante probablemente fuese la normalización de un sistema de garantía de calidad y evaluación de riesgos. La implementación de «Buenas prácticas de fabricación» (Good Manufacturing Practice, GMP) y procedimientos de «Análisis de peligros y puntos de control críticos» (Hazard Analysis and Critical Control Points, HACCP) evitaría la necesidad de comprobar cada muestra.

La solución de los problemas de financiación, una estrategia nacional más sencilla y transparente relativa a la seguridad de los piensos y los alimentos, y la armonización de la legislación al respecto lograrían en gran medida evitar anomalías en las políticas europeas sobre piensos. Todo ello sería positivo para la industria agrícola, para los consumidores y para la seguridad alimentaria.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba