Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

¡Robots a bordo!

El uso de robots de alta tecnología con sensores sofisticados destinados a detectar la presencia de grietas y corrosión en el interior de los buques petroleros en alta mar, podría contribuir a mejorar la seguridad y ahorrar una cantidad importante de dinero a la industria petrolera.
¡Robots a bordo!
Los buques flotantes de almacenamiento y descarga de la producción (FPSO) se utilizan en el sector petrolero en alta mar para procesar los hidrocarburos y almacenar petróleo. Por este motivo, el funcionamiento y el mantenimiento adecuados son esenciales para garantizar un suministro regular de petróleo a muchas regiones europeas.

El proyecto FPSO-Inspect («Sistema robótico de inspección no intrusiva durante el servicio para monitorizar el estado de las soldaduras en el interior de buques flotantes de almacenamiento y descarga de la producción (FPSO)»), financiado por la Unión Europea, pretendía contribuir a mejorar el mantenimiento de estos buques. En el proyecto se diseñó un robot anfibio para realizar ensayos no destructivos (END) destinados a detectar la formación de grietas por fatiga en los tirantes presentes entre el tanque y el casco, así como la presencia de corrosión en las planchas del casco y en soldaduras vitales para la seguridad.

La inspección tradicional exigía trabajar en dique seco y limpiar los tanques, lo cual resultaba muy costoso. Aunque los usuarios finales pedían robots que pudiesen trabajar en un tanque lleno de petróleo, el equipo del proyecto se planteó como primer paso hacia este objetivo construir un robot que pudiese, por lo menos, nadar en un tanque lleno de agua. El nuevo robot debería ser capaz de funcionar mientras el buque está en el mar, lo cual reduciría los costes y los tiempos de parada de forma importante.

Teniendo en cuenta estos requisitos, el proyecto FPSO-Inspect trabajó en el desarrollo del vehículo robótico y los sensores que debían ir montados en él, así como en el sistema de posicionamiento y guía del robot. Se desarrollaron y se probaron sistemas de sensores capaces de detectar eficazmente la presencia de grietas de fatiga y la corrosión, junto con una interfaz persona-máquina capaz de leer los datos de los sensores. Mediante distintos tipos de pruebas rigurosas se avanzó notablemente hacia la consecución de los objetivos del proyecto y se superaron numerosos obstáculos a lo largo del camino.

Los hallazgos del proyecto deberían ayudar al sector a construir estos robots, para los cuales habrá mucha demanda en el sector petrolero marítimo. También allanarán el camino para hacer realidad el concepto de una versión del robot que funcione en un entorno lleno de petróleo. El ahorro que supondrían estos robots podría ser importante y permitiría a Europa ser pionera en este tipo de productos.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba