Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Biocatalizadores inmovilizados más baratos

Un consorcio financiado por la UE ha investigado el desarrollo de un proceso de inmovilización enzimática con la finalidad de abaratar la biocatálisis industrial.
Biocatalizadores inmovilizados más baratos
Los procesos de producción biocatalítica se emplean en numerosos sectores de fabricación industrial. Hasta hace poco, la aplicación de la biocatálisis en la fabricación se basaba fundamentalmente en la utilización de microorganismos completos o de enzimas de bajo precio. La unión de enzimas a materiales inertes e insolubles podría incrementar la resistencia a los cambios en las condiciones de las reacciones, además de mantener las enzimas fijas durante el proceso. De esta forma, mejoraría la pureza de los productos obtenidos y se incrementarían las posibilidades de reutilización del biocatalizador, disminuyendo los costes de la producción. Sin embargo, la inmovilización enzimática es un proceso considerablemente caro, lo que limita la disponibilidad comercial de biocatalizadores (o enzimas) inmovilizados.

Con el fin de buscar una solución a este problema, el proyecto Combio («Materiales compuestos para la inmovilización de biocatalizadores») se planteó el objetivo de desarrollar tecnologías rentables de estabilización e inmovilización enzimática con aplicación en los procesos comerciales. El consorcio empleó numerosos materiales de soporte y novedosos métodos de entrecruzamiento dirigidos a generar y mantener microambientes con mayor estabilidad y funcionalidad catalítica.

Los protocolos desarrollados a lo largo del proyecto mostraron su utilidad en sectores tan diversos como el procesamiento de alimentos y de productos textiles o la fabricación de pilas de combustible. Además, los biocatalizadores inmovilizados se diseñaron para ser utilizados en tipos comunes de reactores químicos, como los tanques de agitación, los reactores de lecho empaquetado o los de lecho fluido. El consorcio incorporó también partículas magnéticas en los soportes, lo que permitió el desarrollo de nuevos reactores de lecho fluido estabilizados magnéticamente (RLFEM).

En términos generales, el proyecto Combio ha logrado desarrollar técnicas de inmovilización enzimática rentables, cuya comercialización permitirá reducir el coste de la biocatálisis.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba