Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Hacia un aumento de categoría de la industria del haya en Europa

Las hayas son una de las fuentes madereras más importantes de la Unión Europea. Investigadores financiados con fondos europeos desarrollaron tecnologías novedosas de procesamiento y exploraron posibles nuevos mercados con el fin de aumentar su competitividad.
Hacia un aumento de categoría de la industria del haya en Europa
La competitividad internacional de las industrias madereras de la UE se enfrenta al obstáculo que representa una madera rojiza, llamada duramen rojo, que se encuentra al centro de algunas hayas.

Casi todas las madereras y los consumidores asocian la madera de haya con su color tradicional, el blanco. Por eso la madera de haya pierde valor en el mercado cuando tiene duramen rojo, sobre todo por motivos estéticos.

Investigadores europeos formaron un consorcio para superar las dificultades relacionadas con el duramen rojo a través de la financiación del proyecto Innovation FOR BEECH («Soluciones innovadoras para un mejor procesamiento de la madera de haya [Fagus sylvatica L.] con duramen rojo»).

Este equipo se propuso aumentar la cantidad de madera blanca extraíble de hayas con duramen rojo, crear un proceso para minimizar el desteñimiento y ampliar el mercado para productos con duramen rojo.

Para optimizar la extracción de madera de haya blanca, los investigadores desarrollaron un módulo de software que detecta automáticamente el duramen rojo empleando un prototipo de sistema optoelectrónico que es capaz además de detectar defectos en la madera. La combinación de este módulo con un proceso óptimo de serrado podría mejorar en alto grado la cantidad y la calidad de la madera blanca de haya aprovechable.

El consorcio también desarrolló tratamientos optimizados de evaporación, secado e iluminación ultravioleta para homogeneizar más el color de la madera sin afectar su calidad.

Finamente, los científicos evaluaron el uso del duramen rojo en diversos productos de alto valor añadido, incluyendo vigas «glulam» (pegadas y laminadas), las cuales se usan con frecuencia en casas y otros edificios para soportar el techo sin estar escondidas, y «termomaderas» (maderas térmicamente modificadas) que frecuentemente se usan para recubrimientos exteriores, terrazas y muebles expuestos a la intemperie.

Se desarrollaron varios diseños de muebles y se llevó a cabo un análisis de mercado. Los resultados del estudio indicaron que la heterogeneidad cromática es el principal obstáculo para que los muebles con duramen rojo tengan una acogida más amplia en el mercado y mostraron que el bajo coste y el diseño moderno son dos factores de motivación claves para lograr que la industria y los consumidores superen su reticencia a esta madera.

En general, el proyecto Innovation FOR BEECH condujo a varias innovaciones que podrían tener un impacto importante en el uso más generalizado del duramen rojo y, así, en la competitividad de la industria maderera europea.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba