Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

CHITOSANPEROS — Resultado resumido

Project ID: 508421
Financiado con arreglo a: FP6-SME
País: Rusia

Nuevo tratamiento para los trastornos del tracto digestivo

El quitosano o chitosán, un polisacárido que se obtiene a partir de los exoesqueletos de crustáceos, es un suplemento dietético disponible en el mercado que ayuda a combatir la hipercolesterolemia y el exceso de peso. Un consorcio europeo ha logrado producir nuevas formulaciones de quitosano capaces de mejorar su absorción, reducir las dosis actualmente necesarias y ampliar sus posibles aplicaciones.
Nuevo tratamiento para los trastornos del tracto digestivo
Además de para tratar la hipercolesterolemia, el quitosano también se considera útil para la terapia de la enfermedad celíaca, dado que es capaz de captar la fracción de gliadina tóxica responsable de la intolerancia al gluten. Un derivado del quitosano, la glucosamina, también se comercializa para la prevención de la osteoartritis y para fomentar el funcionamiento saludable de las articulaciones.

Sin embargo, la formulación actual no utiliza la forma más adecuada física y bioquímicamente, lo que obliga al consumidor a ingerir grandes dosis diarias del complemento. Las formulaciones de quitosano en tabletas existentes para la hipercolesterolemia y el control del peso emplean quitosano semicristalino, que no es el mejor quitosano para captar in vivo los lípidos y el colesterol. Para conseguir que el quitosano reaccione más eficazmente con los ácidos biliares, éste tendría que llegar al estómago en forma de solución o bien disolverse inmediatamente una vez allí.

El objetivo clave de los socios del proyecto financiado por la Unión Europea Chitosanperos era desarrollar nuevas formas físicas y formulaciones del quitosano que pudieran utilizarse para prevenir y tratar las enfermedades y disfunciones del sistema digestivo. El fundamento del proyecto era la necesidad de dar al quitosano una forma especial para aumentar su superficie, porosidad, solubilidad y compresibilidad de cara a facilitar la formación de comprimidos.

Por lo tanto, los miembros del consorcio desarrollaron un método para producir microesferas de quitosano mediante secado por atomización que resultó no sólo ideal para producir comprimidos de quitosano, sino que era igualmente apropiado para enriquecer la harina de trigo. Así pues, fabricaron y probaron productos de panadería y pastas que contienen quitosano, con el objetivo de poner estos alimentos comunes al alcance de los pacientes celíacos.

Para ello, administraron las nuevas formulaciones de quitosano a un grupo de voluntarios a los que se sometió a una evaluación médica completa, incluido el seguimiento del peso corporal, análisis de sangre, evaluación de los niveles plasmáticos de colesterol y bilirrubina, así como a un estudio de su flora intestinal. El tratamiento con quitosano dio lugar, según lo previsto, a una pérdida de peso y demostró ser significativamente beneficioso cuando se incorporaba a una dieta para celíacos.

Se espera que la difusión comercial de los resultados del proyecto Chitosanperos tenga un impacto significativo en el mercado de los suplementos dietéticos y ofrezca soluciones para muchas personas que padecen de enfermedades del aparato digestivo.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba