Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

«Reciclaje» de antioxidantes procedentes de residuos de frutas

Un grupo de investigadores financiado por la Unión Europea ha desarrollado una tecnología «ecológica» para extraer antioxidantes valiosos de los residuos de frutas y verduras. Los antioxidantes se utilizan como aditivos en la industria de la alimentación, la cosmética y los fármacos.
«Reciclaje» de antioxidantes procedentes de residuos de frutas
La conciencia medioambiental de los consumidores, e incluso de los propios fabricantes, ha fomentado que casi todas las industrias del mundo busquen formas de trabajar más ecológicas y formas de producir productos más saludables.

La mayoría de la atención se ha centrado en el reciclaje de los residuos. Por ejemplo, los productores de frutas y verduras procesadas han optado por usar el compost y la biomasa como combustibles como dos formas de reutilizar los residuos orgánicos que generan.

Una forma de obtener un beneficio mayor del desechado de los residuos biológicos es explotar su contenido naturalmente elevado en antioxidantes, uno de los beneficios naturales de una dieta rica en frutas y verduras.

Los residuos biológicos del procesamiento de alimentos podrían ser una fuente atractiva y más rentable de antioxidantes para aditivos alimentarios, cosméticos y farmacéuticos que las fuentes tradicionales. A la vez, para los productores de frutas y verduras procesadas, las ventajas económicas del desechado de residuos serían mayores.

Con el fin de obtener antioxidantes de alta calidad, los investigadores necesitan métodos de extracción que produzcan resultados con alto rendimiento y alta pureza sin dañar los compuestos de interés. La extracción mediante fluido supercrítico (SFE) podría ser una alternativa saludable y muy eficiente frente a los métodos tradicionales de separación con solventes.

Un grupo de investigadores europeos inició el proyecto Extranat («Extracción ecológica y de alta selectividad a partir de frutas mediante tecnología de fluidos supercríticos») con el fin de desarrollar técnicas de SFE para extraer antioxidantes a partir de residuos de frutas y verduras.

El desarrollo del proyecto se orientó en función de los intereses industriales de los socios en términos de los productos de frutas y verduras y los antioxidantes de interés como aditivos de uso farmacéutico y alimentario. No obstante, la tecnología se desarrolló para poder adaptarla fácilmente a otras variedades de vegetales y otras aplicaciones.

Por ejemplo, las técnicas de SFE se podrían utilizar para la purificación, cristalización y fraccionamiento relacionadas con la limpieza de precisión de equipos electrónicos, la limpieza en seco y los barnices y recubrimientos de madera.

Extranat consiguió desarrollar una tecnología de proceso para extraer antioxidantes con alto rendimiento y alta pureza a partir de frutas y verduras a fin de dar un uso de valor añadido a los residuos biológicos en los sectores de la alimentación, la cosmética y los fármacos.

La comercialización de estos conceptos podría beneficiar a distintos sectores y también a los consumidores preocupados por la salud.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba