Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP6

Reportaje destacado

Financiado con arreglo a: FP6-LIFESCIHEALTH

Grandes logros de IDT — Nuevos medicamentos contra la tuberculosis

En un momento en el que la tuberculosis está protagonizando un desafortunado regreso en numerosos países desarrollados (aunque nunca llegó a desaparecer por completo del mundo en vías de desarrollo), resulta providencial la noticia de que unos investigadores financiados por la Unión Europea se encuentran cerca de lograr un gran avance farmacológico al respecto.
Grandes logros de IDT — Nuevos medicamentos contra la tuberculosis
La tuberculosis se cobra una vida humana cada quince segundos y causará treinta millones de muertes durante la próxima década; esto es, si no se encuentran nuevos tratamientos.

La tuberculosis, también denominada tisis (del griego «phthisis», o «consunción», por la manera en que «consumía» los pulmones y ocasionalmente otros órganos), constituye una de las enfermedades infecciosas más antiguas que se conocen. La bacteria causante, Mycobacterium tuberculosis, ha logrado infectar a un tercio de la población mundial, y eso pese a décadas de programas de vacunación.

Efectivamente, tratamientos existen, como por ejemplo el tratamiento breve bajo observación directa (DOTS), de amplia disponibilidad, pero los expertos en la materia ya los consideran «anticuados, lentos e ineficaces». De hecho, la situación resulta ahora más inquietante por el surgimiento de cepas resistentes a múltiples fármacos en los países de prevalencia elevada y especialmente en Europa.

«Hemos observado una correlación elevada entre la epidemia mundial de VIH [virus de inmunodeficiencia humana] y la propagación y el resurgimiento de la tuberculosis», aseguró el profesor Stewart Cole, jefe del Laboratorio Cole de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza) y científico jefe del proyecto NM4TB, respaldado por la Unión Europea.

Esta trayectoria paralela está justificada. Si no se trata, la bacteria causante de la tuberculosis se multiplica en los pulmones hasta provocar neumonía, cuyos efectos son dolor torácico, tos persistente y expectoraciones sanguinolentas. En condiciones normales, el sistema inmunitario del organismo impide que la bacteria se extienda a otras partes del cuerpo o se contagie a otras personas. Sin embargo, si dicho sistema se encuentra debilitado, como sucede en los casos de VIH, la bacteria se libera del recubrimiento (tejido cicatricial) que lo aísla y la infección se desata en los pulmones y otras partes, como riñones, huesos, médula espinal, encéfalo... y puede transmitirse a otros individuos.

Son condiciones ideales para la tuberculosis, según estos científicos, que están librando una lucha por derrotarla de una vez por todas. Pero hay esperanzas gracias a la abundante financiación pública y privada otorgada a proyectos como «New medicines for tuberculosis» (NM4TB) y otra iniciativa complementaria programada hasta 2016. Sus artífices ya han definido métodos novedosos con los que hallar y validar dianas para nuevos y potentes fármacos contra la tuberculosis capaces de acortar la duración del tratamiento y, a la vez, combatir los bacilos persistentes y las cepas con polifarmacorresistencia.

Indicios alentadores
NM4TB ha puesto en marcha un ambicioso programa de investigación farmacológica en el que participan algunos de los expertos en tuberculosis más ilustres de Europa, una destacada empresa farmacéutica (Astra-Zeneca) y tres pequeñas y medianas empresas (PYME), integrantes a los que une un fuerte compromiso por descubrir nuevos agentes antiinfecciosos.

Para llevar a buen término dicho programa, los responsables de este proyecto dotado de un presupuesto multimillonario y de 66 meses de duración definieron un extenso conjunto de dianas posibles y validadas y también varios agentes contra la tuberculosis novedosos y con derechos registrados.

NM4TB descubrió las «benzotiacinonas» (benzothiazinones), las candidatas a medicamento contra la tuberculosis más potentes que se hayan descrito, y en concreto BTZ043 se encuentra próximo a completar su desarrollo preclínico, por lo que se prevé el inicio de ensayos clínicos próximamente. Según un comunicado de NM4TB, sus resultados se han publicado en la revista Science.

La continuidad de esta investigación durante casi una década ha sido un factor esencial para desarrollar una gran dinámica que pronto culminará en nuevos medicamentos capaces de salvar vidas: «Se trata de un modelo de financiación apto para futuros programas de investigación farmacológica dedicados a enfermedades de todo el mundo asociadas a la pobreza, tales como la tuberculosis, que suelen ser descuidadas en los programas comerciales de I+D. Deberán financiarse plenamente los ensayos clínicos posteriores con este nuevo fármaco en personas enfermas de tuberculosis para que se pueda aprovechar por fin el potencial de nuestra labor científica», declaró otro de los socios del proyecto, el profesor Philip Butcher de la Universidad St. George de Londres.

En el proyecto complementario, «More medicines for tuberculosis» (MM4TB), se han integrado varios socios académicos más, dos PYME y Sanofi-Aventis R&D, todo lo cual demuestra un compromiso sólido y constante con el descubrimiento de agentes antiinfecciosos. Este consorcio trabaja en la formulación de medicamentos nuevos para ir no uno sino dos pasos por delante de este antiguo mal.

- Nombre completo del proyecto: «New medicines for tuberculosis»

- Acrónimo del proyecto: NM4TB

- Página web del proyecto: http://www.nm4tb.org

- Número de referencia del proyecto: 18923

- Nombre/país del coordinador del proyecto: Stewart Cole, École Polytechnique Fédérale de Lausanne, Suiza

- Coste total del proyecto: 12 879 968 euros

- Aportación de la Comisión Europea: 11 070 000 euros

- Inicio y finalización del proyecto: enero de 2006 a junio de 2011Países de los socios restantes: Hungría, Reino Unido, Suecia, India, Rusia, Eslovenia, Italia, Francia, Alemania, Dinamarca, España, Sudáfrica

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba