Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La repercusión del envejecimiento sobre Europa

Las repercusiones sociales de un rápido envejecimiento de la población podrían ser en extremo variadas, y para contribuir a desentrañarlas se han realizado estudios en profundidad en todo el continente europeo.
La repercusión del envejecimiento sobre Europa
Para el año 2025, casi el 30 % de la población de Europa tendrá más de sesenta años de edad, una realidad demográfica que se prevé que generará profundos cambios sociopolíticos. No obstante, nadie sabe si los longevos europeos llevarán vidas más activas en la tercera edad (compresión de la morbilidad) o, por el contrario, sufrirán afecciones con una frecuencia creciente (expansión de la morbilidad).

El equipo responsable del proyecto financiado con fondos europeos «Courage in Europe - Collaborative research on ageing in Europe» (COURAGE IN EUROPE) investigó el fenómeno del envejecimiento en España, Polonia y Finlandia. Analizó la mediana de edad, la esperanza de vida y la proporción de sexos en estos tres países tan distintos entre sí, tomando en consideración los diversos grados de seguridad social, apoyo familiar, discapacidad e institucionalización.

Por medio de sus estudios, el equipo del proyecto pretendía desarrollar herramientas efectivas con las que medir diversos factores clave relacionados con la salud en la población general. Se afanó en validar estos instrumentos de evaluación y en mejorar notablemente la innovación en las metodologías para el estudio del envejecimiento. Para lograrlo, el equipo del proyecto incorporó datos sobre redes sociales y cohesión social (por ejemplo, apoyo social, actitudes y relaciones) en las poblaciones de edad avanzada, destacando de qué manera todas estas cuestiones redundan en la salud de la persona.

Paralelamente, el equipo realizó análisis comparables de diversos grupos poblacionales en relación a incidencias sanitarias físicas y psíquicas no mortales, la calidad de vida y el bienestar. Los análisis e instrumentos resultantes ayudarán a subsanar las limitaciones de los estudios recientes sobre el envejecimiento, que por lo general se han enfocado en las consecuencias de enfermedades concretas y marcadores genéticos asociados al envejecimiento.

Si bien estos hallazgos e instrumentos innovadores para la recopilación de datos sobre salud y discapacidad no darán lugar a procedimientos de intervención de inmediato, sí que resultarán notablemente beneficiosos de cara a la futura elaboración de políticas. El proyecto ha sentado las bases para establecer un protocolo común para elaborar la primera encuesta europea sobre discapacidad, ayudando así tanto a las autoridades políticas como a los profesionales clínicos a comprender con mayor precisión cómo influirá el envejecimiento de la población en la sociedad. Una encuesta así está llamada a facilitar la construcción de un futuro mejor para la tercera edad en Europa.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba