Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Una gestión más efectiva de los productos frescos

En el marco de una iniciativa reciente se tomaron medidas destinadas a mejorar la seguridad alimentaria en Europa frente al cambio climático previsto.
Una gestión más efectiva de los productos frescos
La seguridad alimentaria, ante los fenómenos de la urbanización y el cambio climático, se considera uno de los mayores retos a los que se enfrentan los países hoy en día. En concreto, las cadenas de valor de los productos frescos son extremadamente vulnerables a las plagas, las enfermedades y las deficiencias en las prácticas de gestión.

El proyecto VEG-I-TRADE, financiado por la UE, tenía por meta determinar el modo en que el cambio climático y la globalización afectan a diversas cuestiones relativas a dicha seguridad tales como los riesgos de origen microbiano y químico. El proyecto también perseguía desarrollar mecanismos de respuesta para eliminar o minimizar los riesgos.

Para alcanzar estos objetivos, los investigadores integraron distintas herramientas, entre las que se cuentan estudios de campo, modelos y evaluaciones de riesgo. Se llevó a cabo un análisis completo de los volúmenes de comercio y producción tanto en la UE como de fuera de sus fronteras.

Dicho análisis incluía estimaciones sobre el nivel actual de adopción de buenas prácticas así como de sistemas de gestión destinados a asegurar la salubridad de los productos frescos. Los resultados hicieron posible la identificación y selección de estudios de caso en diversos países.

También se describieron prácticas adecuadas para antes y después de la cosecha, técnicas de riego contra la escasez de agua, y tecnologías para el tratamiento de aguas. Asimismo, el equipo elaboró modelos de crecimiento microbiano y de condiciones de envasado para optimizar el transporte y almacenamiento de productos frescos.

VEG-I-TRADE también logró avances en tres herramientas de autoevaluación destinadas a ayudar a las empresas a conocer a fondo su cadena de gestión de la seguridad alimentaria y a determinar posibles puntos débiles ante el cambio climático.

Otro de los logros fue la creación de una herramienta de muestreo y análisis microbianos. Mediante su uso en diversas fases del ciclo de cultivo resulta posible elaborar un perfil microbiano para un proceso de producción determinado.

VEG-I-TRADE está llamado a facilitar el establecimiento de medidas preventivas y controles con que prevenir que los cambios globales sean perjudiciales para los productos frescos. Por ello sus frutos tendrán una importancia trascendental en la salud humana.

Información relacionada

Palabras clave

Productos frescos, seguridad alimentaria, cambio climático, seguridad alimentaria
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba