Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Nuevos materiales superaislantes que ahorran dinero y reducen el consumo de energía en edificios

El uso de nuevos materiales superaislantes permite reducir en gran medida las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en los edificios, pero se trata de materiales de producción costosa que además pueden desmoronarse. Una iniciativa de la Unión Europea investigó cómo superar este problema.
Nuevos materiales superaislantes que ahorran dinero y reducen el consumo de energía en edificios
Los estudios demostraron que un 40 % de las emisiones totales de CO2 en Europa proviene del consumo energético en los edificios. En la Estrategia Europa 2020 de la Comisión Europea relacionada con el clima y la energía (los llamados objetivos 20-20-20), se trabaja para que el 20 % de la energía consumida provenga de fuentes renovables, se alcance una mejora de la eficiencia energética de un 20 %, y disminuyan en un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero. El aumento de la eficiencia energética en los edificios europeos puede contribuir a lograr estos objetivos.

En este contexto, el objetivo del proyecto AEROCOINS (Aerogel-based composite/hybrid nanomaterials for cost-effective building super-insulation systems), financiado con fondos europeos, era desarrollar una nueva clase de compuestos de aerogel con resistencia mecánica.

Los socios del proyecto desarrollaron nuevas técnicas para producir materiales compuestos o híbridos de aerogel superaislantes con resistencia mecánica a base de polisacáridos. Con la preparación de un proceso de secado atmosférico, determinaron que se puede obtener el punto de tensión crítico en el que los geles húmedos se agrietan mediante el cálculo de la evolución de la presión interna. Esto condujo a la reducción de la velocidad de secado antes de que se formen grietas.

El equipo del proyecto EROCOINS dotó a los materiales de aerogel de las propiedades adecuadas para el desarrollo de una técnica de hibridación optimizada conocida como «hot-wire». Este método permitió a los científicos preparar muestras muy pequeñas. También idearon estrategias para disminuir la conductividad térmica de materiales de aerogel silíceos y mejorar sus propiedades de aplicación y manipulación mecánica. Se desarrolló y aplicó otro proceso más de secado para la producción de planchas de materiales como el aerogel.

El comportamiento térmico, estructural y mecánico de los materiales de aerogel desarrollados se evaluó con éxito en dos edificios en condiciones reales y después se comparó con el de materiales aislantes estándares.

Los resultados del proyecto AEROCOINS influirán en el mercado mundial creciente del aislamiento térmico. Las reglamentaciones para la construcción son cada vez más estrictas en muchos países europeos y hay cada vez más trabajos de rehabilitación de edificios, por lo que la demanda de nuevos materiales para el aislamiento es cada vez mayor. En conclusión, AEROCOINS permitirá reducir costes en Europa y contribuirá a asentar una economía de bajas emisiones de carbono.

Información relacionada

Palabras clave

Eficiencia energética, emisiones de dióxido de carbono, AEROCOINS, nanomateriales compuestos o híbridos a base de aerogel, aislamiento de edificios
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba