Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El primer combustible del mundo a partir de energía solar para aviones a reacción

Un equipo de científicos financiado por la UE elaboró por vez primera un combustible solar para aviones a reacción, preparado a partir de los ingredientes más simples: agua y dióxido de carbono (CO2). Empleando luz concentrada como fuente de energía a alta temperatura, el equipo consiguió elaborar queroseno renovable, lo cual podría suponer un paso adelante hacia la consecución de un combustible más sostenible.
El primer combustible del mundo a partir de energía solar para aviones a reacción
La producción actual de combustible para aviación depende de la conversión de carbón, gas o biomasa a combustible líquido. Sin embargo, es un planteamiento insostenible, o como mínimo difícil de aplicar a escala industrial. El gas de síntesis es un producto intermedio nuevo en la elaboración de combustibles que proporciona una fuente de carbono más sostenible para su producción.

En el marco del proyecto SOLAR-JET (Solar chemical reactor demonstration and optimization for long-term availability of renewable jet fuel) se optimizó un ciclo termoquímico de dos pasos basado en reacciones redox con óxido de cerio y destinado a producir gas de síntesis a partir de CO2 y agua. El gas de síntesis se convirtió seguidamente en queroseno aplicando la tecnología Fischer-Tropsch, ya existente en el mercado.

Incorporando resultados obtenidos de la modelización de diferentes geometrías con reacciones químicas y de transferencia de calor acopladas, el reactor químico solar del proyecto SOLAR-JET alcanzó una eficiencia de conversión energética de solar a combustible del 2,7 %, un valor sin precedentes.

Junto con esta demostración experimental se creó un modelo computacional que describe con exactitud el comportamiento del reactor solar. Se halló que dicho modelo coincidía con los datos experimentales reales obtenidos en laboratorio, lo cual supone disponer de una herramienta muy valiosa de cara a profundizar en las características de la transferencia de calor y masa. Se utilizó asimismo para modelizar reactores a gran escala, con una capacidad de suministro de calor de 50 kWt.

Al basarse en materias primas tan abundantes como el agua, el CO2 y la luz solar, la tecnología de SOLAR-JET dará lugar previsiblemente a un precursor de calidad para su procesamiento petroquímico y la obtención de productos refinados. Salvo en el caso del combustible refinado para aviación, esta tecnología podría emplearse para encontrar y producir, en el futuro, sustitutos sostenibles para todos los productos basados en el petróleo presentes en las estructuras ligeras de las aeronaves.

Información relacionada

Temas

Transport

Palabras clave

Combustible para aviones a reacción, energía solar, carbono, queroseno, SOLAR-JET, reactor químico, aeronave
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba